29 junio 2006

Alcoholico deseo

Sacude la cabeza en balde
no obtendras nada a cambio,
come de esta aspirina supraracional
y alimentate de esta taza de caldo blanco.
Mezclala con sueños y lisergias de una botella marrón.
Besala con el deseo de los muertos
y reánimala con el ardiente beso de una histeria.
Amanece en un Monterrey de fuego y vergüenza,
conviertete en la enanita coja del corazón,
ocultate en una botella de pepsi cola
y deshazte de estrellas de cansancio,
estrellas technicolor de la envidia
estrellas de Ivan, que sepa donde andará.
Vuela junto a las palomas que dicen hacer poesía barata
y alimentate de tus deseos necios, de tu infame andar.
Desea deseador deseando desear lo que no se puede desear.
Dame una lata de cerveza para que pueda admirar el mar.

05 junio 2006

No es nada de tu cuerpo - Jaime Sabines














No es nada de tu cuerpo,
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca —tu boca
que es igual que tu sexo—,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo, en que bebo.
Ni son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada —¿qué es una mirada?—
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un gramo, ni un momento:

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.

01 junio 2006

Feliz día del fumador

Este día puede acontecer todos los días, a excepción del 31 de mayo ¿y por qué hasta ahora decido escribir al respecto? Pues verán ustedes, pocos lectores. Quizá no sea una fumadora empedernida, pero si tuve oportunidad de ver a mi madre fumar, de ver a tantas chachalacas (disculpa Obrador, por tomar tu frase) en una nube de humo. James Bond fumaba cigarrillos en una manera inglesa, muchos tangos hablan de fumar mientras se espera al hombre que se ama ¿que sería del jazz sin un ambiente lleno del humo del tabaco? Combaten tradiciones y combaten raices. Algo que tenía el cigarro antes era respeto, ahora tiene que lidiar con censuras y encubrimientos. ¿Y eso que importa? Ya nadie lo anuncia y aún así todavía los siguen comprando? Antes fumar significaba rebeldía, mas no asesinar tu cuerpo. Hoy todo el mundo fuma, por lo tanto si lo haces ya eres uno del montón.¡Que contrariedad! ¿Fumar o no fumar? He ahi el dilema. Ya se probó que al fumar tus pulmones se carcomen por el señor negro nicotina, pero todos olvidan al tábaco, esa morona café que viene de la misma planta, inalterable, pesada. La imagén que se censura ahora es el cigarro lleno de quimicos, pero es lo que la gente quiere.

Soy muy intolerante en esto. Cigarros "light" y "amentolados" no son cigarros, son mutantes del tabaco original. Nadie se atreve a probar un habano cubano por su fortaleza de sabor ¿Y que importa? El sabor alterado se vende también.

Son tantas las variedades, colores, y formas del cigarro, que da lo mismo que pongan o no un día para fumar, o no. Es decisión de cada quién.

Ayer no fumé nada, y hoy, tal vez tampoco lo haga, pero mi cajetilla de cigarros "Delicados" sigue guardada en la bolsa del maquillaje.