31 diciembre 2008

Ahora un post reflexionando el post anterior dando la bienvenida a Año Nuevo

Pues en un arranque de enojo provocado por los cambios hormonales durante la menstruación puse cosas que no debía... aunque no por eso deja de tener algo de verdad el hecho de que si quisiese más comentarios en la página, sí, por algo puse al monstruito comecomentarios más abajo. Y aunque fuese una rabieta, resultó, de forma risible pero resultó y les estoy agradecida a todos. Ojalá vengan más comentarios, ese si es un propósito. Y tengo otros más adelante, pero si hay algo que me han dado los años es experiencia, y la experiencia me dice que si digo todos mis propósitos luego no se cumplen, en cambio si me los guardo los cumplo con facilidad y después puedo compartirlos como logros.

Es Año Nuevo, y veo que muchos están ocupados organizándose, juntando metas, moviéndose. Es irónico que note todo esto desde el internet, las vacaciones dan oportunidad a tanta fiaca, y tanta fiaca es energia tranquila que se va por otro lado y se transforma. En fin, en la casa empieza a oler a pay y a espagueti, es increíble que mi mamá y mi abuelita esten moviéndose sin exigirle a los hijos hacer algo, creo que saldré a que me dé el aire, he estado encerrada casi cuatro días y solo he salido a la tiendita de la esquina, hoy recibiré el Año en Reynosa, sólo tendré que quedarme en la casa bajo los muebles porque no quiero que me caiga un balazo como suele suceder algunos años, aunque ahora se ha calmado. ¿Veinti ún grados en pleno año nuevo? Vaya que nos estamos quedando sin estaciones, ojalá cambie la situación el año que viene.

A todos ustedes, Feliz Año nuevamente, que hagan todo lo que se propongan, y gracias a ustedes este blog seguirá. Que conste que ayer ha sido la única vez que he amenazado con borrarlo n_n

30 diciembre 2008

Un post completamente visceral para los lectores, si es que hay

¡ A VER, HIJOS DE LA CHINGADA!¡¡¡YAS ME DESESPERÉ QUE NINGUNO DE USTEDES, VISITANTES FRECUENTES Y VISITANTES QUE CAEN DE PURA CASUALIDAD NO DEJAN NINGÚN COMENTARIO!!! ¡¡YA HASTA PUSE AL MONSTRUITO AMARILLO DE LOS COMENTARIOS PARA QUE PONGAN ALGO!!¿QUÉ NO AGARRAN EL MENSAJE, IDIOTAS?

Me disculparán ustedes, pero ya llevo casi seis posts con diferentes cosas y ni un puto comentario dejan, y es aquí cuando me pregunto ¿vale la pinche pena que escriba para ojetes que no dicen nada? Si es así mejor me voy a trabajar para ganar dinero, caer en el duranguense, escuchar reguetón, preocuparme por las moditas y así logre que tenga una vida normal, aunque sé que eso no es lo que en realidad quiero. Digo, aunque sea dejenme un comentario mentándome la madre, se me hace mejor que nada, por que si no tengo nada que me digan quiere decir que no los hago reaccionar, imbéciles, exíjanme calidad, exíjanme algo ¡carajo! Si escribo o posteo algo es para que me digan que les pareció.

En fin, disculpen la visceralidad, pero si después de este post no veo más comentarios me veré en la necesidad de hacer privado este blog ¡chingada madre! ¿como hacerles entender?

*Este escrito tendrá un rango de tolerancia de dos días antes de ser borrado y reflexionado

14 diciembre 2008

Los vampiros en mi vida

Tengo que aceptar que el internet es otro mundo, me alejé mucho tiempo de él debido a lo que cuesta tenerlo (ni siquiera las redes abiertas son buenas, ya que debes ocultarte James Bond y evitar que te confundan con un ladrón). Me he metido al Lively, versión genérica del Second life, a reirme de algunos imbéciles y a juntarme con otros, todo como un juego, lo malo es que hay algunos idiotas que creen que pueden encimarse o tocarte los pechos por el hecho de ser internet, a esos si les respondo como en un videojuego, a patadones en los tanates... risible. Entonces en mi ocio pasé a leer Eyes of jewels que es el comic de unas vampiresas, basado en el juego de rol Vampire, the masquerade y recuerdo que cuando era más chamaca (como a los catorce años) me metí en este juego, pero gracias a unos frikis (y en ese tiempo ni siquiera existía la definición de friki). Dijeron que creara mi personaje, y no dudé en llamarlo Herzeleid, la niña fatal cuya vida la había perdido en el abrazo de Max, un vampiro generación 10 del clan Toreador, por supuesto que nunca me junté con el jugador en persona ni llegué a verlo más que por foto debido a que el tipo en cuestión vivía en Argentina, y llegué a ser la compañera de sangre de Osvaldo Loco, un vampiro del clan Brujah, y la historia no dio para más. Hoy en día no sé que demonios pasó con el Maxi Argentino y Osvaldo sigue siendo compañero de internet, ese juego se olvidó.

Vampiro, la mascarada fue el juego que me obligó a escribir y a hacerme de personaje inexistentes, pues aunque no lo jugué directamente, me hizo creerme muchas cosas, en la secundaria me decían que ya estaba dañada de por sí. Y era verdad, en una edad tan impresionable en donde puedo decir que mis circunstancias históricas no me hacían distinguir entre realidad y ficción (Matrix salió en ese entonces). Pero recuerdo que lo interesante de esto era el tipo de organización, había para todos los gustos, no querías que el Sabbat matara humanos, te ibas a la camarilla, querías hacer una revolución cubana durante la noche, te ibas al clan Brujah; estabas a favor de la naturaleza y querías formar parte de ella, ahí estaban los Gangrel; querías ser un vampiro psicótico encerrado en un manicomio, ahí tienes a los Malkavian. Y así nos vamos, la información de todos los clanes está en internet, y ahora parece que no es suficiente ya que el juego que se crearon nuevos clanes para personas todavía más piradas, como Las Hijas de la Cacofonia o los Caitiff, que me parecen una banda de vampiros adolescentes rebeldes, es por lo mismo que el juego se ha refinado aún más y necesitan variedad.

La vampirita Herzeleid pasó a la historia, ahora es solo una extensión mía, la personalidad de internet, pero eso no dejó de lado el hecho de contar historias basados en lejanos compañeros de sangre, como trabajadores de maquila que matan a mujeres en algún lugar que parece Reynosa o Juárez, o un par de tipos que entran en el campo de los sueños y se dan a entender con las flores de sangre. De igual forma una niña que desarrolla sus capacidades vampíricas y no comprende por qué. Estos seres se siguen adentrando en mis pensamientos, eso sin dejar de lado su independencia como personas que existen en otra realidad. Nunca he mencionado mi gusto por ello, lo siento un placer culposo, pero ciertamente, me siento atraída por los vampiros, incluso si se han convertido en un estereotipo jocoso como el conde Tundácula de "Los chicos del barrio" o incluso uno más viejo como el Conde Contar de "Plaza Sésamo". Recuerdo que los primeros libros que me bebí fueron los de Anne Rice, y no hubo quien me detuviera desde entonces. Lo único que me aleja son los fantoches que se creen demasíado el papel, aquellos que cortan su piel y lamen su sangre (aunque confieso que hubo un tiempo en que yo hacía esto).

Supongo que ahora solo me he alejado de las prácticas autoflagelantes y me voy más a la imaginación. Lo único que no soporto hoy en día es el fanatismo a Stephanie Meyer. Sus libros estan bien si eres un adolescente, y con ella si confieso que nunca he comprado un libro de ella, los he bajado de internet y con ello es más facil encontrar más problemas de redacción, de tiempo y de repetición en los dialogos. En este aspecto siento que Anne Rice tiene más calidad literaria, por lo menos consulta fuentes y hace que los lugares parezcan reales. Gracias a querer imitarla y también a querer ser original fue que comencé a escribir, aunque desde antes, como a los siete años tenía un diario donde contaba cosas como estas con el lenguaje que tenía de niña. Supongo que solo toca seguir adelante y mostrar todo esto que tenía oculto, espero tener la eternidad para hacerlo.

13 diciembre 2008

México, Distrito a descansar

Ya llevo tres días aquí y no término de fascinarme. Por supuesto que vine a ver a mi novio, hoy en día el internet ayuda a definir las relaciones con lejanía, mientras que la gente pragmáticamente dice que eso viene a ser pendejadas, yo les digo "me parece perfecto". La verdad me la he pasado muy bien, por no decir que chingonamente chido. Mis amigos de la S.O.G.E.M. siguen con la onda de hacerse los mártires de la vida, de pasarla mal para poder escribir... yo digo ¡al demonio! Siento que me la pasé tan mal toda la adolescencia que no quiero amargarme ni llenarme de mala vibra, ser escritor no implica eso... no obstante la vida se ve como una tragedia, pero a decir verdad prefiero verla con humor negro que con seriedad brutal. Fue denso el hecho de ir con mi amiga la Tom Sawyer selenita, pues el único modo que siento que conocen en su familia para quererse es emborracharse, y ni siquiera emborracharse por convivencia sino por emborracharse nada más. No puedo decir que he conocido el mundo como Tom suele conocerlo, ha ido a Marruecos y a Europa y dice que le va del nabo... yo siento que alguien debería decirle que su perspectiva de la vida está algo errónea, pero ¿qué puedo decir? La vida de ricos que tanto le afecta, tan es así que va a sacar su primera novela. Creo que Ukum y yo éramos las únicas que procurábamos estar silenciosas y con una sonrisa fingida. Pasé muchas cosas con Sawyer que por mi salud mental me alejo. Algo debía decirme Ukum que ya se me olvidó que era, espero verla en el chat pronto para que me desenvuelva ese misterio. El novio de Ukum me preguntó si podía analizarme, está estudiando psicología. Ciertamente soy la niña del grupo, y es que no puedo evitarlo, muchas veces pretendí ser la figura del escritor serio y pedante y ví que no me quedaba, sigo escribiendo, caraja madre, pero ya no me gusta hacerle el fuchi a todos ni creerme más chingona por hacer algo diferente, simplemente quiero escribir e imaginar otras cosas sin dejar de lado el lado juguetón que tanto me caracteriza. Eso me recuerda que debo de mandarle un cuento a Zarzapian de un choque de camión donde al final se mueren todos.

Le platiqué todo esto a mi mitad y me dijo que hice bien en no dejarme amargar, otra cosa que le platiqué cuando estábamos comiendo tacos de Nativitas, en donde el taquero nos reconoció fue que hice un cuento con muchos conejos, niños y la luna, eso lo hice cuando viajé en el autobús y mi trasero tenía el dolor de siete horas sentada y el sueño atrasado. Creo que regreso a mi andar creativo, poco a poco me arranco a escribir en el word o en el papel. De igual forma me estoy acostumbrando nuevamente al internet, llegará el día en que quizá deba alejarme otra vez, y eso no importa, estoy lista para lo que venga. Hoy iré a casa de mi novio a ver a Beruca y a Chuleta, gatita y perrita respectivamente ¡¡voy a matar a esas levantanovios!!

¡¡Y ahora para levantarse algo de metal regetonense!!

Killing Joke - The death and resurrection show

08 diciembre 2008

Pudrete, maldito teletón

Entregué a tiempo la tarea, ahora dejo todo en manos del Destino Griego, mi última ida será para hoy, que me encuentro en la uni. De ahí me largo a vacaciones, a degustar de viajes en autobús. Pensé que tendría un fin de semana bueno, como los que acostumbro, a veces variando en la faramalla de la cerveza y la marihuana, y otras veces con cosas más modestas como comida chatarra y refresco gasificado y con harto colorante. A las diez todo marchaba bien, House estaba ahí, solo me faltaban mis palomitas. Las preparé, me entretuve un rato, y me dije “okey, ya van a ser las once, se acercan las mangas del chaleco, cambiémosle al notichafa con López Dóriga para ver las mangas del chaleco y esperemos a que comience el Notifiero con Brozo” en lo que me pasó este pensamiento fugáz oprimí el botón del control y vi varias imágenes de niños retardados (si, realmente retardados) en sillas de ruedas y al Perro Infeliz de Con pidiendo llegar a la meta “Puta madre” pensé. Tuve que apechugar, pero la ventaja fue que también estaba la opción del canal TV Nuevo León, quien los viernes pasan un compendio de sketches españoles, la mayoría son chistes locales de Euskadi, o regiones euskaras, vascas para ser específica, desconocidas para mí, pero netamente españolas, y tienen un humor muy blanco, el programa de "Vaya semanita" me entretuvo. Después de un rato y fumarme unos quince minutos de un programa de concursos en donde tenías que marcar a un numero de celular para ganarte un fajo de billetes apagué la tele y me quedé viendo al techo. Eran las tres de la madrugada cuando dije “Esperemos a que pasen películas en canal cinco” y es que hace meses me di cuenta que canal cinco pasa películas de mal gusto, y cuando digo de mal gusto me refiero al kitsch, que es tan malo que es bueno, como una que vi donde Robert Downey Jr. salía como un psicópata que mataba a una enfermera y la enfermera se vengaba en sus sueños, y el viernes vi otra llamada “The maledicion” muy ochentera, mostraban violencia y tetas de forma gratuita y deficientemente, muy a la Sunset Boulevar, por supuesto que por ahí había nalguitas de macho. La historia se trataba de una pintura que había hecho un monje español por allá de los 1500 en donde pintaba a una mujer muy sexosa agarrándose a otro hombre muy sexoso, luego en un corte nos llevan a la ciudad de Los Angeles con un detective que debe resolver un caso olvidado. Conforme empezaba pasaban suicidios y desgarramientos, por supuesto que se veía cortada pues las escenas que parecían prometer algo de pornografía erótica les incluían fades... sí, he visto péliculas eroticonas para poder enteder su formato. El personaje del detective tenía a un hijo con retraso mental, y luego era poseído por algún ente, claro que se trataba de la mujer. Al final el detective retaba a la mujer, la quemaba y la dejaba con la piel chamuscada. Entonces se convertía en un demonio al estilo "Depredador" y para huir del detective que logra vencerla se mete a su limosina y se va manejando, entonces ¿a que no adivinan que sucedió? El detective tenía dinamita en el auto... risible.

En lo que pasaban esta pélicula llegaban a desplegar anuncios que decían "Ya llevamos tanto" no quise opinar de toda la robadera que estaban haciendo, eso sin dejar de lado el hecho de que me dejaron sin mi programación de televisión habitual. Pero ¿a quien le importa, verdad? De todos modos, tener oportunidad de darse cuenta que pasan péliculas de horror en la tele es algo que se agradece a final de cuentas.

Hoy me espera una última tarea, y ya casi me voy... maldita sea

05 diciembre 2008

no me dejan ir

Todavía tengo que hacer tareas en la Universidad, y eso que se trata del primer semestre (¡¡el primero, les digo!!) Y ustedes dirán ¿por qué primer semestre cuando tengo veintitrés años? Porque me la pasé de fiesta de los dieciocho a los veinte, de los veintiuno a los veintidós me la pasé libre, independiente y pérdida en el limbo de decepciones, trabajos y jefes idiotas. Y ahora que se va a terminar el año las cosas buenas que me quedan son la relación que llevo con él, la convivencia con mi hermano y, por último pero no menos importante, la escuela, algo por lo que luché en el limbo de los veintidós. Vivo bien, mejor que en otras ocasiones en las que la situación era precaria, pero vivía feliz. La naturaleza me llama, el frío me pone reflexiva, me distrae de pensamientos que debería tener en este instante (como el hecho de una tarea de filosofía que no quiero hacer) pero son esas distracciones las que me dan una perspectiva más amplia. Estoy por terminar mi primer semestre en la universidad y no me la creo, aunque voy encaminada a lo que me gusta. En alguna ocasión uno de mis núbiles de salón me preguntó “¿Y por qué entraste tan anciana?” y yo le dije “porque me la pasé mejor que tú ahorita”. Bien es cierto que en México es una vergüenza que muchos años pasen antes de entrar a la universidad, pero a los imbéciles que creen que por entrar en edad avanzada es ser un perdedor de por vida, yo con toda la elegancia del mundo les digo: ¡LA MADRE QUÉ! Y me comparo con los chavos en Finlandia, país primermundista, allá se entra a la universidad hasta los veinticinco años, y no es porque sea una obligación, es optativo, esa es la edad promedio en la que la mayoría entra ¿A qué se debe este fenómeno? ¡Simple! Los chavos de los diecinueve hasta los veinticuatro se la pasan de fiesta igualmente, viajan, conocen, andan por el mundo y no se preocupan, entonces una vez que han definido que es lo que quieren ser, es ahí cuando se deciden a adentrarse a una universidad con un horario de once horas, el cual les paga el gobierno. Acá en México las autoridades educativas luego se preguntan por qué hay mucha deserción y cambios de carrera, y eso les parece una cifra alarmante, y en muchos sitios todo lo hacen alarmante. Los medios mexicanos dicen “Muerte, destrucción, inseguridad, narco, todos nos morimos, todo se muere, todo se acaba” y los medios europeos dicen “Encontraremos una solución a esto, lo que ocurre no es más que algo que no advertimos antes y es en lo que debemos poner atención”. Por supuesto que estamos en una constante ignorancia que no podemos dejar de lado y es por eso que hasta el juzgar a los medios se nos dificulta mucho.

En fin, pura filosofía barata, por algo estoy en esa facultad, para burlarme de mi misma y de mí alrededor. Debo regresar a hacer la tarea sobre la justicia, disfrutaré mucho haciéndola mientras me río de los dirigentes de esa facultad.

01 diciembre 2008

El recuento de estos rojos días

Disculpen si lo que sigue está en tono muy encabronado, comprenderan lo que es el Sindrome Post Menstrual:

Querida mierda de cosa… no tengo por qué insultarte, no sé qué es lo que sucede con el ambiente, pero al parecer nadie se quiere divertir… quizá ellos estén mejor sin mí por el momento. Ando sensible, no percibo bien las cosas, empiezo a escuchar risas, seguramente algo hice mal porque se la están pasando bien. En mi periodo las cosas me parecen más trágicas de lo que son, a veces hasta alucino que las paredes y las macetas sangran. Es una visión común si tú misma estás sangrando, también es un pretexto perfecto para drogarte con ibuprofeno, acido acetilsalicílico y otras tantas pastillas legales que te embrutecen, por que el dolor realmente no se va, la medicina solo hace que te olvides de él. Una descripción apropiada a ese dolor es que dentro de tu vientre es como si tuvieses gatos en etapa de celo, de esos que se rasguñan y rasguñan a tu alrededor, como si tu piel fuese la tela en las que ellos están enjaulados. Aunque también es la una buena certeza, ya que el sistema funciona bien, a tiempo, y no hay riesgo de embarazo si tienes vida sexual activa, pero claro, para las que todavía no pasan por eso no se salvan de los quistes o de algún cáncer. En fin, un comentario sarcástico hecho en broma puede ser tomado en serio durante estos días, y cualquier cosa equivale a un escupitajo en la cara. No importa, tengo cosas que hacer, un ensayo de Jim Morrison me está presentando algunos problemas, pero aunque me cueste, aprobaré este semestre, no quiero desperdiciar mis vacaciones en la escuela más que para el estrés de las inscripciones, que ya es suficiente por estos días.

27 noviembre 2008

Una vuelta de un cuarto en el blog

He tratado de dar orden en mi vida, y ahora que tuve un reencuentro con memorias anteriores, me di cuenta que pasó un año de memorias en las que todo me salió bien, relativamente, pero aún así faltaba algo en mi vida. Esto era la literatura. He gritado, he dicho, pero nunca he tomado los riesgos necesarios, quizá deseaba estar supuestamente tranquila, y lo logré, alejándome demasiado para lo que estoy acostumbrada, pero ahora que lo veo, no puedo dejarlo todo de lado. Me arriesgaré, ahí está el papel, antes los riesgos no eran suficientes y no tomaba demasiadas ventajas por mi supuesta tranquilidad. Vuelvo a la redundancia de la calma.

Quizá más adelante existan memorias deslucidas, sin orden aparente, probablemente la fecha, de eso se traten. Este blog se volverá en las crónicas de mi vida desde un punto de vista subjetivo, como solía hacerlo hacía un año en otro lugar que ahora pusieron desconocido. No importa, recobré esas memorias para práctica personal. Pondré una que otra canción, una que otra noticia, al final esas son las que importan ¿no es así? En resumen, esto es lo que debe saber cada visitante…

Soy de Reynosa, Tamaulipas, aunque eso ya lo dicen los datos del blogger. Me encuentro en Monterrey, ahora estoy asentándome por acá, ha sido la ciudad más tranquila en la que he estado. Ya pasé por teleperformance, y me desagradó pero es una forma de salir económicamente hablando. Si, no lo niego, suelen desagradarme los que se convierten en estereotipo de regios y se creen la última coca cola del desierto, tal vez dentro de un tiempo esto cambie, aunque lo dudo... Soy alumna de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ya por antonomasia, por el diseño, el contenido, la burla y a veces la mamoneria en que cae este lugar, sabrán de qué facultad soy. Soy escritora en ciernes, creo que eso ya muchos lo saben ¿Qué importa? A lo que voy, para los lectores de este blog, es que no han sabido ni la mitad de lo que sabrán aún.

23 noviembre 2008

No me filosofoques - La cuca

Ya huele a closet enmohecido aquí, así que actualizo con la letra de otra rola de La Cuca que he escuchado más ahora que estoy en la Facku de Sofía la filosa en la Autónoma de Nuevo Leon... ¡salud!

La cuca - No me filosofoques

Pensando en vivir
pienso luego existo
si me excito al pensar
pienso al existir
es cuestión de enfoques
no me filosofoques

Déjame dormir
si la vida es sueño
o soñamos vivir
quien me sueña a mi
es cuestion de enfoques
no me filosofoques

Sí como no, tu dime a donde voy
si como no, lo que tu quieras soy
usar la razón y partirnos el corazón

No quiero saber, nadie sabe nada
solo se que nada se
sabes sobre ser
es cuestion de enfoques
no me filosofoques

Sí como no, tu dime a donde voy
si como no, lo que tu quieras soy
usar la razón y quebrarnos el corazón

Soy animal, si soy un animal
mi demencia es apariencia
es apariencia

filo existencial
Sofía la filosa
existencia hueval
filo sobre “fuck”
es cuestion de enfuckes
no me filosofoques

Sí como no, tu dime a donde voy
si como no, lo que tu quieras soy
usar la razón y quebrarnos el corazón


08 noviembre 2008

La crónica con desmemorias e imágenes del 21 de octubre, concierto de Stone Temple Pilots y Nine Inch Nails

Siempre he tenido envidia de aquellos reporteros rockeros que pueden hacer una cobertura especial sin pasárseles el más mínimo detalle de un concierto, hasta que entendí que ellos cubren bajo la mirada objetiva, en backstage o desde lejos y sin involucrarse. Es por esto que a un fan le es difícil recordarlo todo debido a que lo vivió (que ironía), sintió el piso resbaloso, el olor a sudor, la dificultad de tomar fotografías fijas porque sin previo aviso podrían caerle personas encima, las pisadas y la sofocación que causa estar entre las masas, como cubrir un reportaje durante la guerra. Sólo tengo tres discos del grupo y siempre admiré la forma en que Trent Reznor sobrevivió al más duro, que fue The Downward Spiral, ningún lector me negará que cada que se escucha ese disco completo es un viaje irrefrenable a la demencia misma. Quién me interesaba más era Nine Inch Nails, su concierto era un enfrentamiento con el destino, enfrentar el vacío y la soledad, la sexualidad y la desesperanza. Pude ser capaz de ver a la cara a esa persona que sobrevivió a su locura y quien ha sabido canalizarla en la creación. Fue entonces cuando supe que yo también podría sobrevivir. Un mes antes ya tenía planeado todo, tendría que sacrificar comidas, usar cuantos descuentos me fuera posible y lidiar con la burocracia. También tuve que dejar de lado a los Stone Temple Pilots pues estoy en el turno de la noche en la Uni y no podía llegar a la hora exacta. Salí como a eso de las 8:40 después de hablar sobre la caída del muro de Berlín en la clase de historia. Desde el baño de la facultad ya había dejado la mochila en un casillero y guardado la cámara en mi entrepierna para que al llegar a la Arena el proceso de entrada no fuese tan complicado. Correr, calle, cruzar, banqueta, escaleras, boleto, más escaleras, metro, avanza, estaciones, correspondencia, más estaciones, avanza, Parque Fundidora, bajan, corre, paso peatonal, sube, sigue corriendo, al otro lado, no había gente, uno que otro perdido que llegaba tarde al igual que yo, sigue, sigue, jadea, llega, llegué. Tal como lo esperaba, una chavita con camiseta de asistonta de la Arena Monterrey me pidió que separara las piernas y los brazos, cuando solo me tanteó por las piernas y en medio de mis pechos y le entregué el boleto yo me apresuré al concierto con el pensamiento dedicado a ella diciéndole por dentro: “eres una estúpida”. Después de haber sacado la cámara de donde la tría, me acerqué a las cortinas de la entrada Stone Temple Pilots apenas estaba con “plush”, respiré con alivio, “aún no es tarde, pensé”. Bajo el aturdimiento puedo recordar específicamente que tocaron “down” y “Trippin on a hole in a paper heart”, por supuesto que hubo otras rolas solo que no recuerdo su nombre, los verdaderos seguidores se encargarán de decirlo de forma específica. Entre una de estas rolas recuerdo que Scott Weiland se puso una máscara del Santo, un recurso fácil para grupos extranjeros que quieren complacer a los mexicanos. Después de esto, Scott se ausentó unos minutos, no sin que la banda dejara de tocar, por eso no pesó tanto su ausencia. A su regreso ya traía una franela roja característica del grunge, y un sombrero café estilo Dick Tracy. Entre esto, Scott dio un pequeño discurso sobre los ideales del rock, como une a la gente y es mundial, por supuesto que lo dijo en inglés, pero para una ciudad tan agringada no creo que hubiera sido difícil comprender lo que pregonaba. Al final del acto toda la banda se juntó y bajaron espaldas en agradecimiento. Hubo un descanso, la gente estaba a la expectativa, a mi alrededor se daban pláticas sobre la crisis en Estados Unidos, también sobre como Trent Reznor está contra el gobierno de Bush, otras no menos interesantes especulaban sobre cómo sería el show. Las luces se apagaron, la gente gritó, un piano ya estaba acomodado en medio del escenario. Trent apareció bajo una luz que delineaba su silueta, tocó algunas notas tristes y después el silencio. La primera canción fue del nuevo álbum, todo el escenario era manejado por tres pantallas, luces sobre el cielo, como lo anunciaba el nombre de la gira.

Tocaron otra rola desconocida para mí, pero esto no dejaba de lado mi asombro por las pantallas y los colores que surgían. Fue hasta que tocaron “Closer” que me sentí en ambiente, sufrí una más-turbación mental junto a los demás. En seguida se escuchó “The march of the pigs” y la gente comenzó a agolparse, unos queriendo llegar más cerca del escenario y otros queriendo descargar testosterona en slams. Aquí es cuando viene mi desconcentración y le pierdo el hilo a las rolas, algunas las reconozco de Year Zero y With Teeth, como “Capital G” o “Great destroyer”. La adicción a la música se mostró cuando hubo un oscuro y de pronto se revelaron diversos instrumentos, como un contrabajo, varios xilófonos, guitarras… todo en el escenario. Aquí vinieron “Piggy” y una balada de Year Zero que consiste solo en xilófono, aquí mucha gente se aburrió pues únicamente nos mostraron una pantalla en azul con ambiente acuático, pero esta experiencia de remanso yo se las agradecí cual núbil hippie pidiendo amor y paz. Hubieron espectáculos visuales inolvidable, como aquel en el que Trent borraba toda la pantalla con el calor de una lámpara, o aquel que tomaba el concierto de diferentes tomas, como si todos estuviésemos protegidos por el buró de moralidad, una cámara por detrás, otra por delante, otra con la banda, y otra en los baños de la Arena, donde ahí hubo un acto sadomasoquista homosexual (¡yumi!). También estuvo la representación viva de “Only” cuando Trent aparecía y desaparecía tras la pantalla con estática, sensible al calor de su cuerpo. Y aquella espeluznante representación de “The hand that feeds”, y no digo espeluznante en el sentido que fuese mala la actuación, al contrario, espeluznante lo que presentaron: toda la canción tenía de fondo la cara de chango del ex presidente George W. Bush, y poco a poco se iba transformando en McKane, el probable sucesor, pero afortunadamente ahora tenemos a Obama. En otra rola se visualizaron refinerías sacando fuego y humo, entre bromas que hacía la gente escuché que se trataba de las refinerías que están por Linares. Otra rola que no conocía pero me gustó como era fabricada fue aquella que se mostró en la pantalla como una secuencia del Fruity Loops, ese programa de computadora que ayuda a componer secuencias, fue otra esencia de la parte creadora de Trent, eso sin dejar de lado las secuencias. “Wish” y “Head like a hole” estuvieron entre las canciones y finalmente hubo una pausa y se mostraron unas pantallas con el logotipo de Nine Inch Nails en color rojo. La gente aguardó para ver cuál era la siguiente canción, para mí esto significaba que probablemente era la última. La pantalla se levantó y nuevamente todo estaba en negro, solo un reflector iluminaba el rostro reflexivo de Trent, unas cuantas notas estridentes sonaron en la guitarra, todos reconocimos a la hiriente “Hurt”, la cual no necesitaba ni de luces ni pantallas, solo la interpretación del mismo Trent. La gente aplaudió a tan excelso final. Poco a poco la multitud se fue despejando, dejando un rastro de escupitajos, sudor, vasos de cerveza, colillas de cigarro y una que otra moneda perdida. Yo me quedé con la sensación de que Trent ya no es el niño fatal con guantes de latex y cabello largo, ahora es un tipo con casi cuarenta años en su haber, más relajado que nunca y haciendo lo que mejor sabe hacer y protestando a su modo cuando está inconforme. A final de cuentas ha crecido y no podemos dejarlo en una etapa. Si acaso alguno de nosotros deseó que por lo menos hubiera tocado “the perfect drug” o “big man with a gun”, pero eso ya hubiera sido mucho exigir de nosotros. Interesados en ver fotografías del concierto, visiten mi blog, y disculpen la publicidad obvia, pero no supe a donde más subirlas.

Públicado en la revista en linea: Decir Revés

Stone Temple Pilots
















NINE INCH NAILS







































































































15 octubre 2008

El estrés es un zombie
























De acuerdo a la tradición, finales de octubre y principios de noviembre son los meses más darketos que pueden existir, esto es conocido desde el medioevo.

Debido a circunstancias fuera de mi alcance me volveré a alejar de ese estrés, la computadora reposa, pero no hay inconveniente, en una semana veré los de Nine Inch Nails, eso me dejará tiempo suficiente para poder reflexionar sobre cuestiones monetarias.

Ahora, con su permiso, que la pasen bien, y no me molesten por favor.

Feliz halloween y Día de muertos