09 julio 2008

Reality show de quince años, y en Reynosa

Hace unos días que iba por el centro de Monterrey en Metro iba baboseando cuando MetroTV, o mejor dicho, la pantallita de información del metro iba dando sus noticias y me fijé en el titular de la noticia que decía algo como "Preparan reality show para quinceañeras" y hubiese pasado como una noticia desapercibida de no haber sido que me fijé en el nombre de Reynosa. Yo dije "¡¿Qué pedo?!" aunque ciertamente tampoco fue una gran sorpresa. Sé por experiencia propia que en Reynosa es territorio desconocido en cuanto a quinceañeras y bodas se trata, la primera Expo que conocí ahí se trataba de Expo Tu Boda y Expo Tus Quince Años, para esto estoy hablando que se organizaron las primeras por ahí de entre el '98 y 2000.

Y debo admitirlo, a mí si me realizaron quinceañera, pero fue contra mi voluntad, se trató de un artilugio psicológico en que mi padre dijo "Vamos a hacer quinceañera, con o sin tí" y la psicología inversa les resultó de maravilla. En ese tiempo aquella celebración fue una indiferencia para mí, digamos que yo solo fui el maniquí para un pretexto de fiesta. Y ciertamente lo recuerdo como algo surreal: la plasta de maquillaje que por única vez me quitó todas las pecas que la mayoría de las mujeres conocen como imperfecciones, el viaje a Guadalajara patrocinado por una tía para ir a comprar el vestido más económico, la persecución a unos ladrones porque unos primos de Cd. Victoria que no conocía se metieron en asuntos de policía y afortunadamente nadie se enteró de esto, una prima que fingia borrachera para estar de hierodula con ese otro primo, el brindis, el arreglo, algo digno de Jodorowsky o Buñuel. Y claro, ni mencionar todo lo que sucedió una semana antes y una semana después. De lo único que no me quejo es que mi vals fue una rola de Apocalyptica, entre todo tal vez esto es lo único que puedo rescatar.

Me vino todo esto a la cabeza cuando vi esa noticia. Realmente no estoy muy enterada, pero es obvio que esas quinceañeras no estan ahí por obligación, simplemente aprovecharon la oportunidad de un reality y sus quince minutos de fama. Lo poco que he leído en internet está en Metronoticias que fue la única busqueda que sacó google y lo que me llama la atención es que es patrocinado por la SEDESOL, esa misma que supuestamente iba a ayudar a madres solteras con estancias y aportarles 800 pesos mensuales para alimentación y beneficio, y como dirían en mi rancho "¡cuéntenme las muelas!". Por lo que he sabido, nunca han llegado esas aportaciones gubernamentales. No he tenido el placer de ver esto en la televisión, solo sé que de doscientas jovencitas que se inscribieron, quince van a ser las finalistas y una valiente recibirá un premio. Imagino que habrá una vorágine de valses chafas y de vestidos caros (al menos informan que les serán regalados). Como editora de videos, he visto muchas marcianadas, y sé que no importa que pasen en el reality show, lo he vivido y lo he visto, no hay mucha diferencia en el formato de todas las que he hecho, y cada que llega un nuevo video reconozco el sentimiento de familiares que pagan por esa edición y quieren algo único y original, no me queda más que quedarme callada y reir por dentro.

Ahora resulta que muchas niñas van a hacer su presentación en sociedad para sentirse felices con sus familiares y sonreir con sus tiaras y sus santos arreglos caros "y ahora despierta la mujer que en mi dormía y poco a poco se muere la niña..." dice la canción. Y también citando algo más realista de Hugo Zarzapian, un amigo escritor de Mexicalpan de las Tunas, me dijo una vez: "¿qué puedo decir? Más carne pa' los perros ¡pero respeten!".

2 comentarios:

Tochiro Gallegos dijo...

que onda laura, solo pasando a saludARTE jejejejej pasale a mi sitio haber que te parece

saludos

tocho

Tochiro Gallegos dijo...

que onda laura, solo pasando a saludARTE jejejejej pasale a mi sitio haber que te parece

saludos

tocho