30 septiembre 2008

Mensaje póstumo a un paquidermo

Y como dice el clásico: "Sólo en México"

La pobre Hilda escapó de un circo, cuando vio la libertad en las montañas del estado de México, cerca del rumbo a las piramides, una luz se le acercó, pero esta no fue la luz de la esperanza sino un autobus que venía a prisa, se mataron el uno al otro. Ahora imagino que el alma penitente de un paquidermo vagará junto con otras tantas almas de perros y humanos que por ahí vagan. Los espíritus deben estar riendo






Descansa en paz, pequeña Hilda

2 comentarios:

Victor H. Garcia Alonso dijo...

xD Simplemente es genial esta entra.

Ciudadana Herzeleid dijo...

Nunca te lo agradecí desde aquí xD

Hey, neta, pobre Hilda u_U