13 diciembre 2008

México, Distrito a descansar

Ya llevo tres días aquí y no término de fascinarme. Por supuesto que vine a ver a mi novio, hoy en día el internet ayuda a definir las relaciones con lejanía, mientras que la gente pragmáticamente dice que eso viene a ser pendejadas, yo les digo "me parece perfecto". La verdad me la he pasado muy bien, por no decir que chingonamente chido. Mis amigos de la S.O.G.E.M. siguen con la onda de hacerse los mártires de la vida, de pasarla mal para poder escribir... yo digo ¡al demonio! Siento que me la pasé tan mal toda la adolescencia que no quiero amargarme ni llenarme de mala vibra, ser escritor no implica eso... no obstante la vida se ve como una tragedia, pero a decir verdad prefiero verla con humor negro que con seriedad brutal. Fue denso el hecho de ir con mi amiga la Tom Sawyer selenita, pues el único modo que siento que conocen en su familia para quererse es emborracharse, y ni siquiera emborracharse por convivencia sino por emborracharse nada más. No puedo decir que he conocido el mundo como Tom suele conocerlo, ha ido a Marruecos y a Europa y dice que le va del nabo... yo siento que alguien debería decirle que su perspectiva de la vida está algo errónea, pero ¿qué puedo decir? La vida de ricos que tanto le afecta, tan es así que va a sacar su primera novela. Creo que Ukum y yo éramos las únicas que procurábamos estar silenciosas y con una sonrisa fingida. Pasé muchas cosas con Sawyer que por mi salud mental me alejo. Algo debía decirme Ukum que ya se me olvidó que era, espero verla en el chat pronto para que me desenvuelva ese misterio. El novio de Ukum me preguntó si podía analizarme, está estudiando psicología. Ciertamente soy la niña del grupo, y es que no puedo evitarlo, muchas veces pretendí ser la figura del escritor serio y pedante y ví que no me quedaba, sigo escribiendo, caraja madre, pero ya no me gusta hacerle el fuchi a todos ni creerme más chingona por hacer algo diferente, simplemente quiero escribir e imaginar otras cosas sin dejar de lado el lado juguetón que tanto me caracteriza. Eso me recuerda que debo de mandarle un cuento a Zarzapian de un choque de camión donde al final se mueren todos.

Le platiqué todo esto a mi mitad y me dijo que hice bien en no dejarme amargar, otra cosa que le platiqué cuando estábamos comiendo tacos de Nativitas, en donde el taquero nos reconoció fue que hice un cuento con muchos conejos, niños y la luna, eso lo hice cuando viajé en el autobús y mi trasero tenía el dolor de siete horas sentada y el sueño atrasado. Creo que regreso a mi andar creativo, poco a poco me arranco a escribir en el word o en el papel. De igual forma me estoy acostumbrando nuevamente al internet, llegará el día en que quizá deba alejarme otra vez, y eso no importa, estoy lista para lo que venga. Hoy iré a casa de mi novio a ver a Beruca y a Chuleta, gatita y perrita respectivamente ¡¡voy a matar a esas levantanovios!!

¡¡Y ahora para levantarse algo de metal regetonense!!

Killing Joke - The death and resurrection show

No hay comentarios.: