08 diciembre 2008

Pudrete, maldito teletón

Entregué a tiempo la tarea, ahora dejo todo en manos del Destino Griego, mi última ida será para hoy, que me encuentro en la uni. De ahí me largo a vacaciones, a degustar de viajes en autobús. Pensé que tendría un fin de semana bueno, como los que acostumbro, a veces variando en la faramalla de la cerveza y la marihuana, y otras veces con cosas más modestas como comida chatarra y refresco gasificado y con harto colorante. A las diez todo marchaba bien, House estaba ahí, solo me faltaban mis palomitas. Las preparé, me entretuve un rato, y me dije “okey, ya van a ser las once, se acercan las mangas del chaleco, cambiémosle al notichafa con López Dóriga para ver las mangas del chaleco y esperemos a que comience el Notifiero con Brozo” en lo que me pasó este pensamiento fugáz oprimí el botón del control y vi varias imágenes de niños retardados (si, realmente retardados) en sillas de ruedas y al Perro Infeliz de Con pidiendo llegar a la meta “Puta madre” pensé. Tuve que apechugar, pero la ventaja fue que también estaba la opción del canal TV Nuevo León, quien los viernes pasan un compendio de sketches españoles, la mayoría son chistes locales de Euskadi, o regiones euskaras, vascas para ser específica, desconocidas para mí, pero netamente españolas, y tienen un humor muy blanco, el programa de "Vaya semanita" me entretuvo. Después de un rato y fumarme unos quince minutos de un programa de concursos en donde tenías que marcar a un numero de celular para ganarte un fajo de billetes apagué la tele y me quedé viendo al techo. Eran las tres de la madrugada cuando dije “Esperemos a que pasen películas en canal cinco” y es que hace meses me di cuenta que canal cinco pasa películas de mal gusto, y cuando digo de mal gusto me refiero al kitsch, que es tan malo que es bueno, como una que vi donde Robert Downey Jr. salía como un psicópata que mataba a una enfermera y la enfermera se vengaba en sus sueños, y el viernes vi otra llamada “The maledicion” muy ochentera, mostraban violencia y tetas de forma gratuita y deficientemente, muy a la Sunset Boulevar, por supuesto que por ahí había nalguitas de macho. La historia se trataba de una pintura que había hecho un monje español por allá de los 1500 en donde pintaba a una mujer muy sexosa agarrándose a otro hombre muy sexoso, luego en un corte nos llevan a la ciudad de Los Angeles con un detective que debe resolver un caso olvidado. Conforme empezaba pasaban suicidios y desgarramientos, por supuesto que se veía cortada pues las escenas que parecían prometer algo de pornografía erótica les incluían fades... sí, he visto péliculas eroticonas para poder enteder su formato. El personaje del detective tenía a un hijo con retraso mental, y luego era poseído por algún ente, claro que se trataba de la mujer. Al final el detective retaba a la mujer, la quemaba y la dejaba con la piel chamuscada. Entonces se convertía en un demonio al estilo "Depredador" y para huir del detective que logra vencerla se mete a su limosina y se va manejando, entonces ¿a que no adivinan que sucedió? El detective tenía dinamita en el auto... risible.

En lo que pasaban esta pélicula llegaban a desplegar anuncios que decían "Ya llevamos tanto" no quise opinar de toda la robadera que estaban haciendo, eso sin dejar de lado el hecho de que me dejaron sin mi programación de televisión habitual. Pero ¿a quien le importa, verdad? De todos modos, tener oportunidad de darse cuenta que pasan péliculas de horror en la tele es algo que se agradece a final de cuentas.

Hoy me espera una última tarea, y ya casi me voy... maldita sea

No hay comentarios.: