10 abril 2009

Recuerdos de viajes oníricos

Esto fue escrito el 26 de octubre del 2006. Lo compartí en un foro donde tuve un diario, y aunque tenía este blog el cual descuidé en un principio, prefería escribir en el otro. Hoy tuve otro sueño que acabo de escribir pero no sé si subirlo después o hacerlo cuento, ya dependerá, pero solo que ahora que reviví la sensación de tener un sueño y escribirlo. Soy alucinada en esos aspectos, pero necesito un sueño de doce horas para poder tener este tipo de sueños, y les comparto uno que tuve en esa época:

Desde hacía meses que no soñaba nada, o mejor dicho, no recordaba nada de lo que soñaba. Fuera del sueño causado por ver "Battle Royale" todos los demás son desahogos de lo que sucede en el día. Los leones aparecen cuando estoy muy tensa, al parecer suplieron a los réptiles. Desde el día en que los enfrenté no han vuelto a aparecer como agresores ¿Que cocodrilo podría agredirte después de que lo deshilachaste hasta convertirlo en un ratón?¿y qué serpientes se te vuelve a acercar después de comerla como caramelo de limón? Sé que ahora los leones toman un lugar pues es otro miedo que sale de mi infancia, cuando en el zoológico de Tamatán en Cd. Victoria la gente los provocaba sin motivo, ellos tenían una jaula muy pequeña, calculando en mis recuerdos, creo que era como de cuatro por cuatro metros, rodeados por una cerca de alambre, sus rugidos estremecían el parque y llegaban a escucharse hasta la sierra.

Hoy tienen mucho espacio, están alejados de las personas y nadie los molesta. Solo rugen cuando tienen que aparearse. Ningún recuerdo quedó vivo pues Tamatán fue cambiado drásticamente, para bien. De algún modo el frío reaviva mi subconsciente. Ahora, en mi siesta de cinco horas, volvieron a aparecer, pero de otro modo, eran personas, humanos, vestidos con trajes y sacos negros. Y eso es lo bueno de los sueños también, estás tan seguro de muchas cosas que puedes decirle a un burócrata que es un buen bombero. Segura de que lo que eran fui con ellos y me llevaron a una casa. Aquí se notó su comportamiento animal pues tenían pedazos de carne tirados en el piso y los mordisqueaban para comerlos, yo me quedé mirándolos. Se me acercaron y me invitaron a comer, me negué y continuaron sin inmutarse. Los demás se fueron todos ensangrentados y con restos de carne en la cara, me dejaron con tres personas (ahora si sabía que eran personas) y se pusieron a platicar, sin darse cuenta de que ahí estaba. Caminaron hasta una morgue y robaron un cadáver para comerlo. Digamos que aquí me hice narrador omnisciente del sueño pues no participé y solo vi lo que qué hacían. Regresaron a la casa donde yo me encontraba y subieron el cadáver en una mesa. Comenzaron a comerlo, las personas que creí humanas también eran este tipo de leones que mi subconsciente creó. Nuevamente me invitaron a comer, acepté, apenas caminé a la mesa cuando me vi las manos, la piel que era color carne ahora era grisácea y mis uñas comenzaron a crecer y a tornarse negras a sabiendas que me transformaría en uno de ellos. Como entre mi subconsciente y mi consciente me pongo razonable me dije "Puedes rechazarlos, no tienes que aceptar hacer algo que no quieres, es tu sueño". Entonces una de las personas, escuchando este pensamiento, se abalanzó sobre mí y comenzó a ahorcarme con la mano derecha, sus ojos ambarinos resplandecieron, y ahora sus dientes eran puntiagudos. Viendo esto no me espanté. "Yo tengo el poder de controlarlos, no ustedes a mí" les respondí, quien me ahorcaba me dejó y se fue con sus compañeros. "Esta es tu decisión, espero que no te arrepientas de haberla tomado" me dijo. El sueño comenzó a alejarse y me desperté. Tengo dos opciones: volver a enfrentarlos y seguirlos, o dejarme llevar por otro sueño con el riesgo de que no lo vuelva a tener en un buen ratote. A ver qué pasa. Malditos sueños lúcidos.

3 comentarios:

mIkE dijo...

ey... rolala... que fumado.

Victor H. Garcia Alonso dijo...

Si bien ahora en este preciso momento yo me disponía a aventarme un buen sueño onírico, me has interrumpido mi arrullo de los panchos con ese pitido feo del msn (lo que es olvidarse de ponerse en no conectado) no he dormido en 2 días y seguro, soñare algo pero si bien bizarro, esta es pues el “comentario forzado”, ahora pasemos al comentario “de adeveras”:

Respecto al sueño de los leones, me parece algo típico de este tipo de sueños “cabrones”, pues yo he soñado lo mismo pero en forma de muelle con unas cosas que parecían sapos/humanos que salían y posaban en unas “garigoleadas” piedras llenas de moluscos de esos que le salen a las ballenas (como roña), y el sueño del “ataque gigante de las figuras geométricas” que ya te he comentado en su ocasión, me parecen geniales estos sueños, porque aunque fumados, son muy poderosos en cuanto a explotar la imaginación se refiere.
Además, tomando en cuenta los clásicos best sellers de terror se han vasado en sueños de los autores, un ejemplo claro es Dracula de bram stoker, el doctor Frankenstein de Mary Shelley, incluso lovecraft realizo a varios personajes entre un sueño y otro, mi recomendación, no desaprovechar lo bueno de estos sueños.

Ciudadana Herzeleid dijo...

Mike: Si de esas sueño xD

Victor: Confieso que algunos cuentos los he basado en sueños, estos "seres" han salido en un cuento en espec+ifico