16 abril 2010

Tres distopías fílmicas para chavos grandes o para niños adultos

En este mes de abril, en el que se celebra el día mundial del diseño (justo en mi cumpleaños) y, no menos importante, el día del niño, decidí hablar sobre tres películas que son para los párvulos que apenas van creciendo, pero también para adultos que vuelven a sentir la curiosidad infantil y la conciencia de esto. Empezaré en el orden en que las vi.

VARMINTS
Esta fue una recomendación de uno de mis carnales que la bajó de internet en calidad de DVD, fue en una ocasión que fui a cuidar a mi sobrina y las dos nos entretuvimos con esa película. Para empezar me impactó que la película llegara a mover tanto sin necesidad de un dialogo, todo se muestra en acciones, y utiliza mucho el surrealismo para dar un mensaje concreto. La desesperación y aún así el aferrarse a algo de vida cuando todo lo demás es gris y está agonizando, sea a confianza en el otro, o la sombra fresca de un árbol. Y con un final muy inesperado, que de igual forma se puede prestar a muchas interpretaciones, como de salvacion, resurrección, ayuda o una vaga esperanza que renace.

He aquí el trailer de la película, esta dura alrededor de media hora, pero vale la pena invertirle el tiempo y verla en linea




Por los créditos supe que fue la adaptación de un libro infantil que sacaron, el guionista parece tener la misma noción de la película que a continuación les mostraré.

WALL - E

Creo que todos escuchamos sobre ella, aunque me sorprende encontrar a gente que todavía no la ha visto. Con toda la mercadotecnia, promoción y demás, de inmediato nos enteramos quién es el personaje principal. Su nombre es WALL - E pues su trabajo (Waste Allocation Loader Lifter Earth Class) es limpiar toda la basura que una corporación monopólica dejó en el planeta Tierra, y cuando digo que la dejó, es que así es, todo queda contaminado, hasta hay montañas de basura que el robotito a dejado pues no tiene en donde acomodar, y es a lo único que se dedica, aparte de ponerse a buscar curiosidades entre la basura (notese que WALL E viene a ser como un niño cuando tira un anillo de diamantes y le interesa más la cajita donde este está guardado, o cuando aprende a jugar con una raqueta-pelota). Aquí lo interesante está en que, al igual que en Varmints, los dialogos son pocos, aunque en Varmints es puro silencio, acá llega a haber diálogos robotescos que son más interesantes que los diálogos humanos, ya sea con la cucarachita mascota, o el encuentro inolvidable entre WALL - E e EVE (Extraterrestrial Vegetation Evaluator) y pues ya otras reseñas lo han dicho, los humanos se fueron a vivir al espacio porque no supieron controlar la contaminación, y su figura ha cambiado a gorditos casi inamovibles (esto parece actual para algunos). En algunos momentos es una película ingenua, en otra es un comercial de Mac (el sonido con el que enciende WALL E, o el uso del programa MacInTalk para el villano, que actúa tan bien como HALL de "Odisea 2001"). Nuevamente aquí la esperanza de todo se centra en una plantita, pues esa la que programará el regreso a casa para repoblar, y quizá tratar mejor a la Tierra. (Y confieso que esta no la vi en el cine, sino que la bajé de internet también)




9 (NINE)
Esta fue la que me hizo reiterar que se está yendo por una tendencia para ver todo apocalíptico, como una lección a lo que podría pasar a futuro, al igual que pasó con el cyberpunk. Para empezar pensé que se trataba de una película de Tim Burton, pero no tenía su estilo, más si el gusto, ya después me enteré que sólo se trató del productor, pero no por eso se le quita el mérito. Todo comienza con un científico que hace un muñeco extraño y le pinta el número 9, después de esto nos habla y nos dice que se arrepiente de lo que ha hecho, y vemos cómo por un flashazo se muere, con este principio nos preguntamos ¿y que pasó? Entonces el muñeco de trapo cobra vida y él también se hace la pregunta de que es lo que pasa, pero sin necesidad del dialogo en los primeros minutos de la película. Es así como se encuentra con otro muñeco que parece ser igual que él, este si habla, y lo repara de tal modo que le da una voz, así le dan un refugio, y se nos sigue presentando el mundo acabado, devastado, sin la humanidad. Este largometraje resulta más interesante pues se plantea la destrucción mediante el avance tecnológico a causa de la guerra, y como es que los muñecos extraños deben de pelear contra maquinas que están hechas por otra maquina que es más grande, además de tener nociones de la alquimia, y eso es una mezcla difícil, pero la película la logra. Y el final es abierto, y continúa la esperanza, sólo que a diferencia de las anteriores, esta ya no es con la continuidad de la humanidad, sino con la continuación del espíritu y su pureza, y es notable el verde en esta, a diferencia de las otras, que se concentraban en grises o azules planetarios.

Celebrando mi niña interior que conjunta la adulta exterior, les comparto esto tanto a niños como a adultos, es cierto que nunca me fijo en el contenido de lo que pongo, simplemente lo hago y ya, pero si puedo hacer que unas vecinitas se pongan a ver Amelié o La noche de los muertos vivientes, en la primera versión, pues creo que bien podría recomendarles esto en persona. En día del niño creo que estaré con mi sobrina disfrutando a Betty Boop, otro ícono adulto que se convirtió en cosa para los niños. Bueno, permiso, hasta el siguiente posteo.