26 agosto 2010

Tamaulipas, wild wild west reloaded

Recuerdo una anécdota que tanto se platica en la familia, y es que mi abuelo Pancho, que en paz descanse, siempre quiso vivir en el Viejo Oeste, ese en el que aparecían caballos, vaqueros, casas dispersas y su clásica taberna, y es que, por lo poco que me han platicado, Francisco Cáceres Bujanos era un cabrón de primera que en sus borracheras cargaba con una pistola y perseguía a la familia, no sé si llegaría al nivel del mamón de la pistola porque ni mis tías ni mis padres lo han presentado así.

Cierto es que Tamaulipas tiene muchas atracciones naturales, cómo lo es el río de Troncones, cerca de ciudad Victoria, o el rio Corona, cerca de San Fernando, lugar al cual le atañe esta entrada de blog. Justo ahora en la mañana venía confirmando la noticia que apenas daban en Nocturninos, justo en la mañana vi a mi Carmencita Aristegui hablando de cómo es que en Tamaulipas se encontraron 72 cadáveres de extranjeros, esto quiere decir que grupos del narco detuvieron el camión en donde iban, los bajaron, les dijeron "coopelas o cuello" y como no "coopelalon" pues matarílerileró. Hay que considerar que entre ellos había salvadoreños, brasileños, guatemaltecos y hondureños ¡el sueño de Bolivar buscando el camino norteamericano! Y para chingarla de acabar, ni siquiera llegaron a la línea fronteriza para enfrentar a la migra que te pega bien duro y te pica en el culo¡No!¡Ahora tenemos a representantes mexicanos para hacer eso!¡Que caray! Digo, bien que nos podemos quejar de la ley Arizona pero ni limpiamos dentro de casa. No quiero que esto se entienda como algo racista o discriminatorio, son realidades que han pasado todo este tiempo pero son ignoradas por las autoridades. Carmen Aristegui entrevistaba a un especialista quien decía que esto no es nuevo, y viene pasando desde hace muchos años, pero aquí lo que no importa es la cantidad de personas que matan, sino los hechos de asesinato, el hecho en sí se está suavizando. Entre los entrevistados también tenían al teléfono al encargado de la casa del inmigrante en Saltillo, quien usó muchas veces el calificativo de "genocidio" el cual no está lejos de la realidad. ¡Señores de los cárteles!¿cual es su lógica para pedirle dinero a la gente que no tiene nada y luego matarlos?¿bajo que lógica trabajan?¿bajo la lógica del dos más dos? Que por lo visto en sus acciones se nota que ni la primaria terminaron, pero bien que tienen armas. Todo esto en San Fernando, que aunque he pasado poco por ahí, sé que es un pueblito, bueno, una ciudad pueblo frontera de esas que hay tanto por acá, pero la naturaleza es tan buena que tienen al Corona cerca, sin embargo ¿por qué tenían que estar otra vez en la mira por esta situación?

Como notita colada y atrasada,antier mi papá me habló y en tono de broma dijo que se pronosticaba lluvia, y yo le respondí que sacara el paraguas, pero me dijo "no, va a haber lluvia, pero de balas, te lo digo antes de que entres al twitter y hables toda angustiada" y cómo siempre, youtube sacó la respuesta, pero el susto estuvo en ver lugares cercanos, como las maquilas y la estatua dedicada al portero (al menos eso dicen) todo eso lo conozco pues voy a la Soriana Periférico que queda cerca cuando tengo tiempo

http://www.youtube.com/watch?v=BoevMQzTpOw

¿Por qué Tamaulipas se ha vuelto tan sangrienta?¿Por qué no se dicen cosas buenas cómo que Tomy Lee Jones y Guillermo Arriaga estuvieron por aquí planeando la película de "Los tres entierros de Melquiades?¿Por qué no se da a conocer que Francisco Cespedes estuvo por Reynosa?¿por qué no se enteran que en Matamoros está el Museo de arte contemporáneo?¿Por qué no dicen de lugares como La Pesca o Madero?

En fin, comienzo a divagar, quizá como lo hizo mi abuelo en un principio cuando dijo que quería visitar el viejo oeste. Y para mí la visión de este lugar era una película de "El bueno, el malo y el feo" o una caricatura como Bravestarr situada en planetas lejanos, como en los que vive mi cabeza para tratar de tener algo de salud mental. Quizá un día pueda caer en cuenta cómo mi abuelo, y decir "¡pendejo! Siempre estuve en el viejo oeste y no me di cuenta"

Así pues, preparen sus armas, preparen las plumas, las cámaras de vídeo y de fotografía, y sobretodo preparen el arma de la inteligencia y el juicio para esta situación por que ya no estamos para tolerarlo, tenemos que ser los viejos rangers, o los marshalls que toman la justicia por su cuenta.

04 agosto 2010

"¿Y a tí te tocaban balazos cuando eras niña?"

Fue la pregunta que me hicieron mis vecinas las gemelitas. Son un par de niñas que tienen siete años y que van a visitarme cada que se los permito por que también cambia mucho mi humor para recibirlas, me conocieron por Pretzel, mi perro salchica que murió atropellado. A veces les hago mis dibujos simples, y otras les invito de mi comida. La desventaja de estas dos niñas es que son hijas de padres que saben poco de la vida, hijos de la televisión y de los vicios mal llevados como la cerveza y el reguetón, y a veces ellas han tenido que soportar mis desplantes, pero como todo niño, están ávidas por conocimiento y por las cosas sencillas de la vida, hay veces que dicen que soy rica porque tengo muchos libros, discos y DVDs piratas en mi casa. Con ellas hemos visto “Los muchachos perdidos” y “El despertar de los muertos vivos” y también vemos noticiarios como “El almohadazo” por lo que hago una labor educativa e involuntaria con ellas, lo malo es que ni mi lugar está acondicionado para hacer eso, ni siempre llego con el mismo ánimo.

Justo el domingo, un día después de mis vacaciones en el D.F. les estaba pagando con dibujos un mandado que me hicieron (barrieron el píso de mi cuarto y parte de la cocina) y me dijeron que hacía dos días por la colonia habían escuchado balazos durante la noche, y que les dijeron que no salieran a jugar y se quedaran encerradas viendo la tele (la buena niñera sin cable, hija bastarda de televisateveazteca) y fue cuando me hicieron esa pregunta.

Ahora sí que no supe y todavía no sé como responderles. Ciertamente me era más fácil salir a jugar al parque, podía llegar hasta las once de la noche a mi casa porque conocía a mis vecinitas en la misma cuadra (ya fuera en Ciudad Victoria o Reynosa) y si acaso el único miedo que existía en ese entonces era que te fuesen a robar y que no hablaras con extraños (aún recuerdo el “mucho ojo, tú vales mucho y mereces respeto” dicho por la Chilindrina y Chabelo) pero ¿balazos? Ni en mis sueños, si acaso parecían un recuerdo compartido por mis abuelos paternos y mi abuela materna, las balas eran ficticias, esas solo las usaba Rambo o rasguñaban a Bruce Willis, o sabías que una había matado a Sam (un Patrick Swayze muy guapetón) en “Ghost: la sombra del amor” ¿balaceras?¿balazos en la vida real? Pues no que yo recuerde, pero entonces pensé “¿que tanto te había platicado tu padre cuando niña?¿él estuvo en la facu de ingeniería y le había tocado el movimiento del '68? ¡pero si yo ni nacía! Y aún así hubo muchos desaparecidos y muertos, todo por un ejército represor... ¿no es casi lo mismo?” mi primera respuesta fue decirles que no, que no me tocaban así. Recuerdo una Ciudad Victoria donde podía decir que estaba orgullosa de que fuese una Ciudada Amable (todavía lo estoy, pero el narco dice todo lo contrario). Y además mucho se ha sabido de mi odio constante a Reynosa, donde si bien te va, términas en una maquiladora o de sicario, eso sin agregar las ventajas culturales de tener una visa laser que te permita escapar un poco a McAllen, al otro encierro que es el del aire acondicionado y los centros comerciales, los tan famosos mall.
Balazos, pues sinceramente no me tocaron, ni quiero que me toquen. A todo el mundo le digo que yo sigo vírgen de los oídos, hace un par de años empezaron estas cosas llamadas balaceras en Reynosa, aunque siempre ha habido una tradición enfermiza y retrógrada de soltar balazos en Año Nuevo ¡Ahí sí que me han tocado! Pero estoy adentro pues no quiero ser el blanco una bala perdida ¿que diferencia hay entre eso y lo que ocurre en Reynosa? Que lo tenemos que sufrir.

Leí un chiste en twitter que decía:

-¿Cómo logras dormir con las balaceras?
-Pues duermo como un bebé.
-¿Cómo?
-Levantándome a cada rato y todo cagado.

Ciertamente somos Irak en la frontera mexicana, tan es así que conocí a Romi, una chava alemana que huyó de Monterrey cuando tuvo oportunidad, y ya ni se digan las alertas y lo que mucho se calla. Una vez más, ayer 3 de agosto hubo balacera, twitter informó todo, se subieron fotografías y nadie de forma oficial hizo o dijo nada, mismo discurso “daño colateral” “es necesario” “para que la droga no llegue a tus hijos te los estamos matando” “¿Cómo se grita en Juarez? Uno, dos, tres, al suelo”

¿Por qué Reynosa no habla más alto?¿miedo a morir? Da lo mismo, periodistas han desaparecido, han muerto familias, y ahora los rumores dicen que ya reclutan a chavos de 15 o 16 años ¿y todo para qué? Falta de educación, de oportunidades ¿cuando se romperá el dique? ¿estamos preparados para eso?

Sí, quizá de niña no me tocaron los balazos, quizá si tuve acceso a una inocencia verdadera y noventera, quizá no asumí los movimientos armados zapatistas, quizá olvidé que una vez disparé una pistola y se me taparon los oídos, quizá sigo en la negación, o sólo quiera sobrevivir.

¿Balazos y niños? Tal vez queramos estar más atentos a las próximas generaciones si tenemos algún chance de sobrevivir.

Recomendaciones de una norteña reynosera y paranoica para gente en ciudades que sufran bloqueos y las guerritas del narco:

-No salgan de noche.
-Verifiquen las credenciales de las autoridades (ahora son obligadas).
-Si se llega a encontrar con el narco en sus presentaciones de militar, AFI o policia, quedense flojitos y cooperando, y no los provoquen, solo así la libran.
-Nunca, les repito, NUNCA piten a una camioneta negra cuando les toque el alto en un semáforo y luego esté el cambio de siga y no avancen, su parabrisas podría lamentarlo, ya ni menciono el precio de sus cabezas.
-Tengan sus papeles a la mano cuando viajen, les sacarán de muchos pedos.
-Si les toca que en su autobús de confianza haya un retén, no se les olviden sus credenciales para demostrar que son de por acá, si sus datos son del sur, ni se arriesguen a venir, ahora los viajeros somos juzgados.
-De momento emigren al D.F. allá estuve durante mis vacaciones, y fue un gran descanso mental y tranquilo, prefiero un asalto que una balacera.