04 agosto 2010

"¿Y a tí te tocaban balazos cuando eras niña?"

Fue la pregunta que me hicieron mis vecinas las gemelitas. Son un par de niñas que tienen siete años y que van a visitarme cada que se los permito por que también cambia mucho mi humor para recibirlas, me conocieron por Pretzel, mi perro salchica que murió atropellado. A veces les hago mis dibujos simples, y otras les invito de mi comida. La desventaja de estas dos niñas es que son hijas de padres que saben poco de la vida, hijos de la televisión y de los vicios mal llevados como la cerveza y el reguetón, y a veces ellas han tenido que soportar mis desplantes, pero como todo niño, están ávidas por conocimiento y por las cosas sencillas de la vida, hay veces que dicen que soy rica porque tengo muchos libros, discos y DVDs piratas en mi casa. Con ellas hemos visto “Los muchachos perdidos” y “El despertar de los muertos vivos” y también vemos noticiarios como “El almohadazo” por lo que hago una labor educativa e involuntaria con ellas, lo malo es que ni mi lugar está acondicionado para hacer eso, ni siempre llego con el mismo ánimo.

Justo el domingo, un día después de mis vacaciones en el D.F. les estaba pagando con dibujos un mandado que me hicieron (barrieron el píso de mi cuarto y parte de la cocina) y me dijeron que hacía dos días por la colonia habían escuchado balazos durante la noche, y que les dijeron que no salieran a jugar y se quedaran encerradas viendo la tele (la buena niñera sin cable, hija bastarda de televisateveazteca) y fue cuando me hicieron esa pregunta.

Ahora sí que no supe y todavía no sé como responderles. Ciertamente me era más fácil salir a jugar al parque, podía llegar hasta las once de la noche a mi casa porque conocía a mis vecinitas en la misma cuadra (ya fuera en Ciudad Victoria o Reynosa) y si acaso el único miedo que existía en ese entonces era que te fuesen a robar y que no hablaras con extraños (aún recuerdo el “mucho ojo, tú vales mucho y mereces respeto” dicho por la Chilindrina y Chabelo) pero ¿balazos? Ni en mis sueños, si acaso parecían un recuerdo compartido por mis abuelos paternos y mi abuela materna, las balas eran ficticias, esas solo las usaba Rambo o rasguñaban a Bruce Willis, o sabías que una había matado a Sam (un Patrick Swayze muy guapetón) en “Ghost: la sombra del amor” ¿balaceras?¿balazos en la vida real? Pues no que yo recuerde, pero entonces pensé “¿que tanto te había platicado tu padre cuando niña?¿él estuvo en la facu de ingeniería y le había tocado el movimiento del '68? ¡pero si yo ni nacía! Y aún así hubo muchos desaparecidos y muertos, todo por un ejército represor... ¿no es casi lo mismo?” mi primera respuesta fue decirles que no, que no me tocaban así. Recuerdo una Ciudad Victoria donde podía decir que estaba orgullosa de que fuese una Ciudada Amable (todavía lo estoy, pero el narco dice todo lo contrario). Y además mucho se ha sabido de mi odio constante a Reynosa, donde si bien te va, términas en una maquiladora o de sicario, eso sin agregar las ventajas culturales de tener una visa laser que te permita escapar un poco a McAllen, al otro encierro que es el del aire acondicionado y los centros comerciales, los tan famosos mall.
Balazos, pues sinceramente no me tocaron, ni quiero que me toquen. A todo el mundo le digo que yo sigo vírgen de los oídos, hace un par de años empezaron estas cosas llamadas balaceras en Reynosa, aunque siempre ha habido una tradición enfermiza y retrógrada de soltar balazos en Año Nuevo ¡Ahí sí que me han tocado! Pero estoy adentro pues no quiero ser el blanco una bala perdida ¿que diferencia hay entre eso y lo que ocurre en Reynosa? Que lo tenemos que sufrir.

Leí un chiste en twitter que decía:

-¿Cómo logras dormir con las balaceras?
-Pues duermo como un bebé.
-¿Cómo?
-Levantándome a cada rato y todo cagado.

Ciertamente somos Irak en la frontera mexicana, tan es así que conocí a Romi, una chava alemana que huyó de Monterrey cuando tuvo oportunidad, y ya ni se digan las alertas y lo que mucho se calla. Una vez más, ayer 3 de agosto hubo balacera, twitter informó todo, se subieron fotografías y nadie de forma oficial hizo o dijo nada, mismo discurso “daño colateral” “es necesario” “para que la droga no llegue a tus hijos te los estamos matando” “¿Cómo se grita en Juarez? Uno, dos, tres, al suelo”

¿Por qué Reynosa no habla más alto?¿miedo a morir? Da lo mismo, periodistas han desaparecido, han muerto familias, y ahora los rumores dicen que ya reclutan a chavos de 15 o 16 años ¿y todo para qué? Falta de educación, de oportunidades ¿cuando se romperá el dique? ¿estamos preparados para eso?

Sí, quizá de niña no me tocaron los balazos, quizá si tuve acceso a una inocencia verdadera y noventera, quizá no asumí los movimientos armados zapatistas, quizá olvidé que una vez disparé una pistola y se me taparon los oídos, quizá sigo en la negación, o sólo quiera sobrevivir.

¿Balazos y niños? Tal vez queramos estar más atentos a las próximas generaciones si tenemos algún chance de sobrevivir.

Recomendaciones de una norteña reynosera y paranoica para gente en ciudades que sufran bloqueos y las guerritas del narco:

-No salgan de noche.
-Verifiquen las credenciales de las autoridades (ahora son obligadas).
-Si se llega a encontrar con el narco en sus presentaciones de militar, AFI o policia, quedense flojitos y cooperando, y no los provoquen, solo así la libran.
-Nunca, les repito, NUNCA piten a una camioneta negra cuando les toque el alto en un semáforo y luego esté el cambio de siga y no avancen, su parabrisas podría lamentarlo, ya ni menciono el precio de sus cabezas.
-Tengan sus papeles a la mano cuando viajen, les sacarán de muchos pedos.
-Si les toca que en su autobús de confianza haya un retén, no se les olviden sus credenciales para demostrar que son de por acá, si sus datos son del sur, ni se arriesguen a venir, ahora los viajeros somos juzgados.
-De momento emigren al D.F. allá estuve durante mis vacaciones, y fue un gran descanso mental y tranquilo, prefiero un asalto que una balacera.

7 comentarios:

ΛgƎиda Ladяidø dijo...

jaja ese fue un post muy al estilo Cuidadana Herzeleid

me ofrecian trabajo en Monterrey hace poco.. era un puesto decente en una buena empresa de x alla

pero.. volver? volver a vivir alla a sabiendas de como estan las cosas? tuve que rechazar la propuesta, prefiero enncerrarme en mi casa porque no me ajusta el dinero para el cine o el bar (la realidad es que en Monterrey me pagarían mejor que aquí), que vivir allá y encerrarme en mi casa porque esté una balacera

Ciudadana Herzeleid dijo...

Es que la cosa, por lo menos acá, está precautoria, no digo que gacha, pero si es cierto que ya no puedes salir en la noche con tus amigos a tomar unas chelas sin temor de que pase algo.

Incluso con lo que platicas, no sé en donde andes (y mejor no digas, no vaya a ser el diablo) pero cuando yo andaba en el D.F. no tenía dinero para salir, pero bueno, por lo menos iba al parque o me atrevía a caminar a las diez de la noche por zócalo si traía dinero, es un miedo diferente, más tranquilo, y aparte ver a muchos ciclistas me calmó. Así que es simplemente estar bien contigo mismo sin que nada alrededor te moleste, sin importar que no tengas dinero ¿para que quiero dinero si no puedo pagar por mi tranquilidad? =)

mIkE dijo...

Uyy mi Ciudadana... rebonito se escucharon las granadas y los balazos... y recuerda lo que dijo el Gober de Tmps y al alcalde de Reynosa: aqui no pasa nada... las redes sociales mienten.
Tienes razón... Tenemos que alzar la voz en Reynosa ya!!!

Agave dijo...

Que fuerte!!!! hagas lo que hagas solo cuidate va?

Ciudadana Herzeleid dijo...

Ya sabes que procuro cuidarme siempre, chava =)

jpsombrerin dijo...

No es que haya mas violencia, sino que hay mas informacion disponible a la gente. Todo el mundo cree que el planeta se vuelve mas hostil pero siempre a sido asi, solo que ya podemos acceder a esos datos con unos cuantos clicks de distancia.

De manera local si es mas grave, aunque quien sabe. Si no tuviera internet y ahora que vivo en Puebla, ademas de cuando vivia en Guadalajara, me hubieran preguntado sobre la estabilidad de la seguridad nacional, diría que todos estamos en paz, porque en carne propia no conosco mas que las constantes peleas por la superioridad masculina afuera de un bar.

Saludines, Ciudadana.

Pasando a saludar.

Ciudadana Herzeleid dijo...

Hey, sombrerín, ya ni sabía de ti =)

Y es cierto, yo puedo decir lo mismo en cuanto a que no me han tocado balaceras, si acaso me asaltaron una vez pero fue de rápido, y otras sólo se me han perdido las cosas, pero yo también pienso eso, aunque sí puedes decir que es una violencia que ha ido incrementando, al menos en mi Reynosa, porque de que siempre ha habido narcos los ha habido, ahora es la intervención de los zetas, el ejército, cártel del golfo, y sepa cuanto más mierdero tienen.

El fin de semana fui con un amigo y platicó que a su vecino lo habían desaparecido, pero fue por lo mismo de estar en el cártel, o de sicario, sepa la bola con los chismes que son muchos. El argüende está bueno, pero está gacho también. Quizá parezca un incremento informativo, pero en mi percepción sí hay incremento de violencia, en conjunto con muchas otras cosas que no se dicen... ya, me prolongué mucho, tengo que pasar a tu blog =)