28 septiembre 2010

Post dedicado al primer frente frío perceptible del año

Y aclaro en lo "perceptible" porque no es el primero que nos llega, ese creo que llegó por agosto o septiembre, y recuerdo haberlo sentido andando a las diez de la mañana en bici, pero obviamente duró unas horas y el infierno veraniego continuó. Este frentecito está aquí desde el lunes, y fue un alivio ver cómo en el pronóstico decían temperaturas coquetas de veinte grados centígrados ¡ah, que sabrosura y que ricura! Lo que en el Distrito Federal lo llaman como el frío cachondo, ese en el que quieres que tu pareja se acerque y te diga en un susurro "¡Viviana, Viviana, Vivianita!" o en el caso de los hombres, cualquier poesía Sabineana, o lo que mejor se les acomode.
Ahora es bueno llegar a la casa y sentir que está calientita, no que lo otro implicaba ir a calor y llegar al calor ¡Dante debe de reírse en su tumba de tanto calor que hace acá! En serio que es lo único que detesto del norte, su pinche calor, pero cuando el frío llega, es para quererlo mucho, abrazarlo y amarlo, pues luego del verano. Hoy he sacado mis suéteres ligeros, señal de que el año está por terminar ¡y ya sólo quedan tres meses!¿Recuentos? ¡No estoy para eso! Me está yendo tan bien que he disfrutado mucho mi vida. Pero veamos:

Mucha lectura, poca escritura, más bicicleteada, menos nadada, más distracción, dolores deportivos, más o menos un poco de chela.

De lo que he visto en la escuela recomiendo:
"Mientras agonizo" de William Faulkner
"Sirena Varada" de Alejandro Casona
García Lorca y Rafael Alberti

Creo que eso, a grandes rasgos, sería todo, ah, que bueno que ya es otoño =)

2 comentarios:

aeromusa dijo...

El frío es lo mejor,... para el amor la nostalgia y toda esa cursilería que a mi me encanta...
Salud

Ciudadana Herzeleid dijo...

¡Salud! =D