26 diciembre 2011

La magia de la Navidad, de Isaac Newton, de bicicleta y otras cosas

Como otras entradas, quiero abarcar mucho y podría decir poco, así que haré una síntesis de cómo he estado para que se entienda que me la estoy pasando chido, para luego desarrollar puntos.

Me largué de Monterrey, como suelo hacerlo, como pueden notar en mis últimas entradas, la mención de dicha ciudad me pone de malas, me decepciona y cada que trato de quererla un poco, siempre sus políticos hacen algo bien chido para que los siga odiando (entiéndase el camionazo reciente donde el trayecto costará hasta 15 pesos, cuando ni siquiera hay el transporte suficiente ni adecuado. Bien, Monterrey, bravo ciudadanos que no hacen nada... disculpen una vez más). Así que me la pasé en el D.F. una semana en lo que me desintoxicaba de tal ciudad, y además me la pasaba con Georgie Boy, mi mitad. Aunado a esto, tuve la experiencia de ir a La Mole, y ese mismo día ver el último concierto del 2011, de La Castañeda, en el teatro Metropolitan (al cual nunca había entrado), y aunque en estos momentos me digo "¡Puta madre!" por no tener cámara, me queda en la memoria y el vertigo, pues el boleto me tocó en palco, pero nos habíamos acercado tanto al final que me dio vertigo y me la pasé sentada, no fue hasta "La dosis" cuando me levanté y comencé a gritar (esta rola en específico se me hace completamente deportiva, y procuro escucharla antes de salir a rodar). Después de esto descansé del viaje de once horas, del concierto, del grito y del baile durante el sábado; y de ahí el domingo mi novio, que tenía trabajo, me dejó en la estación del metro Villa de Cortés; traía mi bicicleta portátil, regalito de navidad, y con ella ni recuerdo por qué calles anduve que terminé en la calle Isabel La Católica como a eso de las diez de la mañana, de pronto vi que una calle estaba cerrada, comencé escuchando una batucada, me desvié de mi objetivo, que era Reforma, porque quería ir a la rodada dominguera) y vi una carpa con personas vestidas con motivos navideños, algunas chavas de Noche Buenas, otros de elfos, algunos renos y otras con vestidos morados, entonces fue aquí donde comenzó mi aventura, pues entre las muchachas vestidas de Noche Buenas, logré ver a Salvador Moreno, el vocalista del otro grupo al que fui a ver ese mismo viernes. Y para acercar al sentido de la misma, les paso a transcribir todos los mensajes de texto (con todo y faltas de ortografía) que le mandé al celular de Georgie Boy en ese rato:

Oh por dios, acabo de encontrar a chava de la Casta, parece que organiza una obra de teatro navideña
10:56:37

Es un desfile navideño, y apenas va a empezar =3 y confirmo que es chava porque varios lo llamaron por su nombre
11:18:05

(Por este inter recibí una llamada de Georgíe Boy echándome porras para que le pidiese el autografo, cosa que no hice porque claramente se veía ocupado, organizando todo)

Esto debe salir en algun medio pues sí es un desfile con todas las de la ley
11:31:34

No manches, esta cerrado parte del eje central por el desfile, aunque eso es bueno, si no fui a reforma, entonces ya pasee por aquí n.n
11:43:55

Ya empezó el desfile =)
12:11:19

Qué monito, monaguillos y ángeles =3
12:35:10


(Foto sacada de esta nota de El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/109429.html)

Soldaditos, zapatos gigantes, cartas de reyes, copos de nieve en patines bailando rock, borreguitos, vacas, burros, pastores, una banda de swing, wiiiiiiiii n.n 12:49:25

(Fotos de Jorge Carballo, sacada de esta nota de Milenio: http://impreso.milenio.com/node/9081630)



(Fotos sacadas del facebook de Producciones Garra )

Monos de nieve, una corona y una rosca con monitos, piñatas bailarinas junto a otra piñatota, caramelos, manzanas, casa de gengibre, diablitos metaleros n.n 12:58:29

(Fotos de Jorge Carballo, sacada de esta nota de Milenio: http://impreso.milenio.com/node/9081630)




Ya apareció la batucada xD
13:00:37

Renos y Santa Clos (es que me regresé a ver el desfile desde el principio =))
13:48:00


Ya pasaron las nochebuenas que arregló Chava, ahorita hay elfos n.n
13:50:47


Después de ese último mensaje ya me iba a ir, y pasé por la carpa donde había llegado en un principio.
Aquí agrego que no vi fotografías de los elfos saltarines ni del carro alegórico final, aunque también hubo un nacimiento y otros bailes estilo can-can. Los monaguillos eran los que animaron al principio del desfile, y bailaban a manera de perreo para luego hacerse los santos; los monos de rosca de reyes en realidad eran personas con máscaras neutras, y hubo más carros alegóricos, por esto mismo tuve que tomar las fotografías de distintos periódicos para darle seguimiento desde mi memoria.

Y volviendo a que ya me estaba yendo resulta que volví a ver a Salvador, y ahora sí, sin pena grité "¡Chava!" Volteó y me vio, como el día estaba soleado traía unas gafas oscuras "¡Un autógrafo!" le dije, y fue un encuentro breve, le conté que había ido al concierto el viernes, y él me preguntó si había ido a ver a Salvador y los Eones el sábado, le dije que no porque no tuve oportunidad de irlos a ver aunque estaba enterada, y preguntó si había disfrutado el desfile, porque la puesta era de Producciones Garra, y por supuesto que le dije que lo había disfrutado bastante, creo que no le conté el pequeño detalle de que venía desde Monterrey y aquel encuentro fue una casualidad que disfruté bastante. A final de cuentas, aunque no tuve cámara al momento, pude conseguir el autógrafo que está en mi diario:


De ahí me fui al Zócalo y luego al centro Cultural España (ya que como no pude ir al Festo Comic, por lo menos pude saber donde fue y vi una exposición de los comics de "Panóptica", y también "De Rasgos Árabes" ambos traían lo suyo, y ya el único que no pude ver fue el de las "200 Américas" porque ya estaba cerrando el museo.

De ahí me agarré a dizque lanzarme a Insurgentes, y no me pregunten cómo pero me fui por la calle de Brasil, y ahí terminé por Santo Domingo, luego por Garibaldi y luego en Reforma, cerca de la estación del metrobus "Chopo", pero lo chido es que hay tantos ciclistas que me pude unir a varios, así que de ahí anduve todo Insurgentes hasta poco antes de llegar a la glorieta, y me desvié por la Condechflido y en no recuerdo que plaza había un toquín de surf, todos los chavofresas sentados en sus bancas bien agüitados, superricos, con su posehipterosa los estaban viendo, hasta que yo pasé enfrente y empecé a saltar, brincotear y mover la mata en mi bicla, por supuesto que se me quedaban viendo... ash, niñatos. Seguí y seguí hasta llegar al metrobus Teatro Insurgentes, y de ahí me quedé pensando en la línea que decía "De fuga nos vamos entre prostitoides que se injertan deseos, antropoides que se roban entre ellos y los atrapados que gritan en sus jaulas-auto" y conmigo no había tal jaula ni desesperación porque era libre. Total, de ahí conseguí una tarjeta del metrobus porque en la bicla no la iba a hacer, la doblé y la acomodé para luego andar en ella cuando llegué hasta Fuentes Brotantes, y ahí esperé en un arbol torcido que me sirvió de cama, en lo que esperé para encontrarme con mi novio.

De ahí fue otro día de descanso, y luego otra andada por la ciudad y por otros tianguis, si acaso me arrepiento que la perra de mi menstruación no me dejara aguantar durante los últimos días, y me agarró una gripa de aquellas, que cómo dije en uno de mis twits: Flemas verdes con amarillo y una línea de rojo, bien navideño n_n

De momento me encuentro en Reynosa, el cumpleaños de Isaac Newton y el de Jesucristo acaban de pasar con una anecdota que me pareció harto interesante, y es que resultó que el papá de una compañera cayó por un desfiladero, pero por milagro de (escoja lector a quien quiera) el papá salió ileso y pudo llegar a celebrar con la familia, cuento esto porque también se necesitan noticias buenas. Con esto también comí harto pavo enwhiskado y anaranjado, además de pasarmela leyendo y feisbukeando en el I Pad de mi madre (quiero un Aipat cómo el suyo ¡oh por dios!).

De entre lo curioso que me pasé ayer fue que me agregó el bajista de La castañeda y yo ni me había dado cuenta, supongo que me salió lo norteña porque casi le hablé de compas.

Y bueno, aquí estoy, esperando o haciendo algo que dije en twitter que haría, ahora sólo me falta un dibujo para completar... naaaaah, pero puedo compartir esta chafada que dediqué diciendo que tenía frío por el messenger:


HijoDelDragon: Esa es una sonrisota o es una bufanda?
CiudadanaHerzeleid: Es una bufanda xD

Esta es toda la entrada, mientras viene la que siga, cambio y juera

04 diciembre 2011

Sin títulos porque cansan

Otra entrada sin motivo, únicamente para dar a conocer un poquito de mi mundo, que es el mundo de muchos mundos... ¿que chingaderas digo? Creo que facebook me lleva a deshacerme de mi misma, y también de no querer entrar en este juego en el que todos quieren entrar respecto a formalizar o querer especializar todo. Hace unos días una amiga acaba de hacer su reencuentro con el mundo blogger, antes de que cualquier cosa se me olvide, les invito a visitarlo, lleva apenas dos entradas pero va empezando bien pues ya tiene seguidores (aunque sean conocidos suyos) y porque ahí la lleva. Les recomiendo visitarla para que le comenten en su blog

http://nathalymeztli.blogspot.com/

Ahora, a lo que iba es a este recordatorio de lo que antes significaba tener un blog, y es que últimamente me he tenido que topar con cada persona que cree que abrir un blog significa un proyecto formal, casi como si tuviesen que pedirle permiso a un editor para hacerlo ¡y no!. No tengo que recordarles que pueden ir a los primeros años de este blog (que ya los tiene) y se pueden dar una idea de que antes tener un blog era equivalente a tener un perfil de facebook, claro, cualquiera de igual forma podía decidir que pendejadas y cuantas pendejadas podía poner. A final de cuentas todo termina por formalizarse o profesionalizarse y ven a lugares que antes estaban desiertos, un poco como en la película de Tron, que habla de pasajes desérticos donde uno puede encontrar un paraíso de pensamientos, claro, dependiendo de lo que uno busque. Se me hace realmente patético que en las universidades digan "vamos a abrir un blog, pero sí, bien hecho, bien calificado, para que vean la calidad" y que luego llegue otra persona a certificar y querer detener diciendo "sí, pero no entran todos, sólo los que escriban bien, o sea" y de ahí hacen creer que todo lo bloggero ya tiene un halo de grandeza, cuando realmente es en la pluralidad. Realmente esas actitudes caen mal de por sí.

Hoy me tocó estar promocionando junto a otras dos personas la carrera de Letras Mexicanas, y creo que muchos ya saben el desencanto en el que vivo, y me han de decir "porque quieres, pero buscando realmente encuentras" y bueno, no les quito razón, no obstante ya no siento esa alegría o ese entusiasmo que quizá tuve hasta cuarto semestre, ya en quinto se había largado y además implicó muchas depresiones, al nivel que me alejaba de la escuela porque no quería verle la cara a nadie. Sigo igual, la verdad ¿de que me ha servido estar ahí si no me está gustando lo que hago?¿de qué me ha servido estudiar todo lo que he estudiado si lo mío es la creatividad y esa me la están matando? Y también ¿de que me sirve esta creatividad si no estoy en un sistema cultural en el que publico cosas realistas y hago pura fantasía y en los círculos literarios comunes parecería que hay repelús ante esto?

¿Por qué tengo un blegh escupitajoso y vengo a desquitarme de esto? No lo sé, supongo que cualquiera sabe que siempre hay algo que escribir, y si acaso no escribo es porque siempre termino por desquitarme de algo o de alguien, y como pueden notar rara vez uso nombres aquí precisamente para no involucrar a otras personas en mis gimoteos.

Creo que no es novedad que nuevamente estoy pasando por esa malvibrosidad que experimenté en la secundaria, que experimenté en el CBtis 7 y que también experimenté en la S.O.G.E.M., el mal de las infulas, el creerse la gran verga monolítica o el gran clítoris de diamante sólo por leer un chingo, por saber muchas teorías que pueden aplicarse, y por ver quien hace competencia y luego decir quien sabe chingos y quien no sabe realmente cansa. Afortunadamente para esos momentos una amiga que hice en Pueblo Bicicletero me recomendó este pequeño corto:



A final de cuentas de eso se trata "¿que no saben leer?". La lectura de la vida es eso también, y es que aunque la literatura da más vidas que la nuestra y da otras perspectivas (y es por esto que se mantiene viva) también tenemos que convivir y decir "relájate" para no perder la vida propia.

Y en consejos que se comparten, este lo vi hace un chorro de años, escrito por Juan Manuel Larumbe, aquí van los siete errores más comunes de los escritores

http://www.premura.com/archivos/errores.htm

Digo, nada más otra cosa para repartir y para decir.