11 febrero 2012

Pájaro ¿cómo te lo digo?

Bird of prey, flying high...
Jim Morrison


Justo cuando las cosas pueden ponerse mal se ponen peor, pero cambio mi visión para que no se pongan mal.

Pájaro esta malo, la tía del Feng Shui está igual, ambos flotan en la incertidumbre.

Pero Pájaro pareciera no aguantar a pesar de haber aguantado todo. Él se amarró a un árbol cuando Gilberto estuvo a punto de llamarlo en la muerte, todo para que si en algún momento el agua se llevaba su vida, por lo menos su cuerpo aparecería. Se hizo ángel verde y asistió a muchos en los caminos, tatuó su legado en pieles ajenas y anduvo por sin ningún rumbo, divirtiéndose, siendo un cabrón querido, troll zombie, pájaro de media noche.

Y cuando niño trepó a no sé donde para agarrar a un pajarillo, por eso lo atacó una parvada y desde entonces se hizo Pájaro.

Esta última vez que vi a Pájaro me contó sobre la llegada de un rinoceronte, una jirafa, un león y un elefante que se columpiaban sobre la carretera de Cd. Victoria.

Anda, Pájaro, no me dejes así, aguanta vara, lo que sea que sea, aguanta vara, hazlo por tu hermana que es mi madre, y por tu madre que es mi abuela.

Lo que sea, Pájaro, lo que sea tu voluntad, aguante vara porque yo tengo que aguantarla también, méndigo Pájaro, nunca le dije cuanto lo quiero y lo estimo, no vueles todavía, Pájaro, y si vuelas por lo menos dime que no te arrepientes de nada, que te gustó tu vida y que vuelas en paz... y seguiré en pendiente.

EDIT Mañanero: Estado en facebook: Ya volaste, pájaro

No hay comentarios.: