31 diciembre 2012

Una entrada más reflexiva y cerebral en torno al fin de año, o un recuento del mismo

Bueno, dejando de lado la entrada anterior, que me ayudó a desempolvarme tantito, aquí me encuentro haciendo esta entrada, más agradecida y más reflexiva. A todos les mando salud mientras me tomo una chela nochebuena que mi padre mi ha pichado.

¿Que recuentos importantes puedo hacer este año que ya medio asomé en la entrada anterior?

Ya van varios años que no siento el cambio de año, que es una fecha más, y quizá sean de tres o cuatro años anteriores en donde me di cuenta que lograr las cosas no es cuestión de quedarse soñando sin actuar, ya que los sueños se pueden quedar así, en sueños, como las nubes que flotan y que físicamente llegan a ser toneladas de sueño, y así las nubes reales que son de vapor de agua, se quedarán ahí, en el aire, pero hasta que no ocurran las condiciones necesarias como la acumulación, la condensación, el espesarse y el dejarse caer como una tormenta que crea grandes cosas

Las nubes de Tijuana llegando al suelo para atraer a los sueños
Las nubes tejiéndose en Baja California
Si me he portado como una amarga quizá ha sido porque quizá no he logrado ver en mi perspectiva lo que realmente he logrado, pues antes solía enojarme sin hacer nada, pero ahora... pues sigo igual ¡estúpida personalidad! pero no, no crean que me quedé ahí. Al contrario, estoy super relax (y es que quiera que no me encanta hacerme la intensa o hacer demasiado dramáticas muchas situaciones).

Me puse a leer las entradas anteriores en mi blog, y casi se fueron a una por mes, esto debido a que me la he pasado en facebook y en twitter, y en la dispersión que anteriormente he mencionado, pues aquí trato de juntar las cosas que realmente me interesan o preocupan.

2012 fue año intenso para mí al ser año de elecciones presidenciales, y desde enero empecé con estados como "agárrense, ya vienen los comerciales de elecciones" y si acaso eliminé a una persona que estaba en favor de una revolución (o más bien, de desmadres como los que hicieron el uno de diciembre). Estaba checando mis objetivos de año pasado que Virus Visal me inspirió a hacer.
Metas:  

  • Realmente no las tengo, si acaso que me regrese la motivación y el gusto por Monterrey, podría ser, sí es que sus gobernantes y sus ciudadanos quieren hacer algo.  Manejar mi frustración.  
  • Seguir sacando escritos. Seguir creando y haciendo literatura, esa que llaman barata, baja, fea, de baja calidad, desplazada, pero en la que soy buena.  
  • Seguir con esta tendencia que me ha hecho hacer las cosas bien.  
  • Trabajar, si se puede (sí, claro, conseguiré un trabajo de dos horas en fin de semana... espero que mi sarcasmo se haga real)  
  • Tejer o hacer manualidades por gusto.  
  • Aprender a reparar por mi misma las bicicletas. 
De la primera, pues si acaso Monterrey sigue regresando a su represión y discriminación, no puedo decir que me abrí más a las personas, al contrario, me encerré más y alejé a personas que no me ayudaban a avanzar en mi integridad personal (venenosos o ponzoñosos, sin importar que quieran aparentar un éxito muy grande, como cuentas de 20 mil pesos o muchas publicaciones). y quizá por esta aparente paz me cerré más, pero afiancé amistades, descubrí otras y redescubrí muchas más ("No todos son tan malos, no todo está mal, no todos son villanos queriéndote matar, no todo está perdido ni se va a acabar la vida es un picnic").

De la segunda con el manejo de mi frustración, he avanzado algo, aunque todavía veo que tengo algunos conflictos familiares

Seguir sacando escritos: ya lo dije, me publicaron en dos antologías de ciencia ficción, eso que dicen literatura barata, baja, fea o de baja calidad(¡lograr esto de veras que fue totalmente inesperado!)

Seguir con la tendencia de hacer bien las cosas, pues casi, si acaso me dejé caer un poco

No trabajé en nada en todo este tiempo, así que mi sarcasmo se hizo real

Aprender a reparar bicicletas: no pasé de saber reparar con parche y con pegamento, pero es algo, ya sé calibrar las llantas y sé ajustar mis rayos

Así que este año fue tablas, aunque un poco bien, de entre los objetivos no planeados se lograron los siguientes:

Viaje a Tijuana al dar una pequeñita plática de Federico Schaffler
Bajar de peso
Encontrarme personalmente con los integrantes de La Castañeda en un backstage de una manera igualmente inesperada
Estar a un semestre de salir

¿Y los libros y las películas?

Pues he leído muchos libros por la uni, igual que el año pasado, pero las lecturas que me gustaron fueron: "Diario íntimo de un guacarroquer" de Armando Vega Gil, y "Fuego Verde" de Verónica Murguía, "Interrupciones" de Pepe Rojo, "La castañeda" de Cristina Rivera Garza, "Memorias de una geisha" y otros que me faltaron. No terminé de leer "La tercera ola" de Alvin Toffler, pero le seguiré avanzando =)

Pelis por gusto:  Dagon, (y de este mes) Taxidermia y Alucarda

Pero ante todo esto ¿que más puedo decir de recuento del año?¿Sobreviví a la guerra de Calderón y ahora voy al sexenio de Peña Nieto? Bueno, es vivir mi infancia de nuevo

Como pueden ver, aquí sigo, y de igual forma me voy a otras metas, quiero comprarle una nueva jaula a Murphy, y ser más organizada con mi casa, la cual tiene muchas plantitas nuevas (otras que sobrevivivieron el año).

Mis objetivos si acaso son más específicos:

  • Acabar la tesis de Federico Schaffler, si quieren ver avances chequen este nuevo blog que abrí http://borradortesisfedeschafflercf.blogspot.mx/
  • Aprender a relajarme y a comer mejor
  • Ahora sí conseguir un trabajo que no me presione mucho
  • Mejorar las broncas que tengo con la limpieza en la casa

¿Que más puedo decir a unas horas del año nuevo, justo antes de que llegue enero?

Sean felices, tengan éxito, nada jode más a sus enemigos que sean felices y tengan éxito en lo que hacen, agradezcan, sean realistas y ¡'amonos a conbeber!¡a coger y a mamar que el mundo se va a acabar! (solo así se vive)

 Y disculparán la broma pendeja pero tengo que hacerla: los veo el año que viene =D

No hay comentarios.: