11 junio 2013

Post número #5 del proceso en 30 post diarios en la primera etapa de desintóxicación universitaria

De sueños lúcidos, bicicleta, monstrua (menstruación), recuento de los daños, poemaginarios, un conejito mascota y una paloma muerta

Pues de algún modo estaba con mi familia, y estábamos llegando a alguna playa que no conocía y entrábamos a una casa de madera, y el mar frente a nosotros era de un azul claro muy intenso, con un oleaje constante. Entonces todas las cosas que obtuve en poco tiempo, como libros, monedas, discos, plantas, todo estaba ahí dentro de la casa, acomodada en un montón de cajas, y mi familia me ayudaba a desempacarlo. No sé como pero las olas se iban acercando paulatinamente, y yo gozaba de ellas, al igual que mi familia, pero de pronto empezaban a intensificar, y como buena marea, el mar llegaba lentamente a la casa, hasta tocarla, y así comenzó a llevarse primero unos escritos, después los libros, y mi familia estaba toda asustada porque no sabían como detener esas olas, y yo también estaba moviendo y moviendo cajas, hasta que al final las olas llegaron a ser tan intensas como cuando los huracanes soplan, pero se mantenía en su azul de mar que me gustaba mucho, y la arena en mis pies mezclada con el agua iba fluyendo y arrastrándose. Y del piso comenzaron a salir monedas que empecé a agarrar de forma angustiosa, el oleaje estuvo a punto de arrastrarme, hasta que mi papá me haló y logré salir del agua, y terminamos en otra parte de la casa, en donde había más muebles, había un buró donde logré acomodar algunas monedas que había agarrado, un segundo piso que permitía ver como el oleaje iba aumentando, y en el piso, quizá viendo al oeste, miraba un geiser en medio del mar azul claro.

-Mira, así se ve la naturaleza desde aquí

Chafirrepresentación del geiser
    Me dijo mi mamá, y yo estaba viendo ese geiser que sacaba agua como una fuente, y todo en visión helicóptero. De repente escuché que una ventana se quebraba, y eran las olas que ahora llegaban a ese piso donde nos habíamos guarecido. Sólo vi cómo el cuarto se llenaba con agua, rompiendo las ventanas, llevándose las cajas, los muebles y todo lo que había tratado de salvar. A estas alturas del sueño salió la parte lúcida que dijo "ya sabes que cuando en un sueño te vas a morir tienes que dejarte morir, porque ya sabes que esto es un sueño ¿verdad?" y cuando este pensamiento llegó el agua me había cubierto toda y me hundí, aunque todavía todo era claro para mí. Nadé hasta llegar más profundo, y estiré mis brazos. Caí de la cama y me vi mi cuarto, voltee para ver que efectivamente fuera mi cuarto, me levanté de la cama y dije "no, aunque se ve como mi cuarto, no lo es, sigo soñando, pero ¿cómo saber si sigo soñando?" y entonces me fui a ver al espejo, y mi cara empezó a cambiar por otras caras, y como todavía estaba en pijama, agarré unos periódicos y los aventé en el aire, y flotaron en cámara lenta "si, definitivamente sigo soñando" y me dejé llevar a otro sueño que no recuerdo, este está más borroso, pero involucraba una carretera y un desierto, creo, no lo sé bien.

Después sentí que me arañaban los pies, y efectivamente, era Murphy quien estaba despertándome, ahora sí, en esta realidad que no sé como definirla pero que sí sé que es la realidad ¿o no? Nah, dejemos el suspenso baboso, ya he tenido sueños lúcidos antes, pero no sé como explicarlos, solo pasan. Yéndome al plano de lo real de fuera, ayer recuperé mi bicicleta, es increíble cómo es que el día fue tan irreconocible, parecía un día más en Monterrey, fresco, con árboles verdes y más vivos por una lluvia desértica reciente, y la parte trágica fue ver a una paloma torcaza muerta en el suelo del parque, aunque nadie se fijó.
Otra representación chafa de como vi la paloma muerta
De ahí devolví la ropa que me prestaron, y saqué mi bicicleta, de ahí fui al taller de Poemaginario, y neta que quitarme las estructuras de investigación y de estudio me está cayendo muy bien en este plan de desintoxicación, nada mejor para olvidar un poco las estructuras y despertar el seso creativo, que una buena dosis de poesía, y mejor aún, la fantástica, y el primer trabajo fue trabajar con binomios ¿que tienen en común una botella y una tortuga, un ángel y una manzana, un río y el metal? Y de ahí salen combinaciones ganadoras, incluso llenas de color, olvidaba cómo le gustaban los colores en lo literario. Uno puede visualizarlos, pero en la palabra es cuando se torna en un reto reflejarlos.

En lo lamentable del día, ayer por el chat del feis terminé de cagapalos, y casi siempre pasa eso con la monstrua, anteriormente he terminado peleada con mis padres, con mis hermanos, con mis amigos, con mi novio porque o termino insultando, o termino jugando muy rudo con mis palabras, o me porto muy cínica, y cuando algo no me afecta a mi afecta al otro. Es algo que he tratado de controlar con los años, pero hay veces que no sé si la que habla es la monstrua o yo, o si la monstrua es sólo una extensión de lo que yo no puedo decir, algo así como lo que permite la borrachera cuando no pueden salir las cosas al momento, pero es preferible que salgan las cosas en la sobriedad, nunca bajo la cubierta de drogas, las drogas tienen que ser un complemento a la inteligencia, nunca un escape o una justificación, porque optar por lo segundo salta lo que es usar el seso de forma inteligente. En fin, pedí disculpas al momento, casi a los diez minutos, efectivamente dijo que me desconocía, y creo que a él nunca le había tocado lidiar conmigo de esta manera, fue una tontería, y todo porque tuve menos paciencia de la que acostumbro. Pero bueno, a ver cómo salen las cosas. Son las dos de la tarde, me acabo de despertar, la casa es un reverendo desastre, pero en buenas noticias, mi planta carnívora revivió. Comencemos este día algo tarde (dormí demasiado X_X )

No hay comentarios.: