27 septiembre 2014

Post #27 de 30 post diarios de desintoxicación universitaria

De cómo como admitirte que no eres nada y ponerte reflexiva

Algunas veces siento que es mejor llegar tarde a la metáfora de un panqué enchocolatado. Siento que nado en aguas de incertidumbre, y que me hayo en la indiferencia de un estado arcaico, adorno mis palabras para confundir o rebuscar o supermamonear el lenguaje ¿y pa' qué?¿pa' qué digo yo? no puedo entrar en onda racional, ni siquiera sé si deba pues nomas no hay lugar.

Ayer no me preparé para la lluvia ni para salir en bicla, ni para andar a la luz del sol, ni a la interperie. No le di la bienvenida al otroño ni me llevé la sombrilla que se convierte en paraguas. Conquisté el objetivo de encontrar para comer durante dos días, y de pensar en dejar la casa sola con todo y conejo negro. Pensé en escarbar las ensiguas y en solapar la pastrafa. Me puse dos calcetines, uno amarillo y otro rosa, los tenis que me regaló mi novio hace un año ya tienen agujeros, aire acondicionado incluído. He querido un nuevo par de zapatos y un nuevo clima (que ya me llegó). A veces parece que al llegar a casa las cucarachas son mis amigas pues luego luego se sirven de un plato que no haya lavado. Peter Murphy Morfino de Tochtli se levanta para pedirme agua, la ternura que expele conmigo es tal que no puedo evitar tratarlo bien, como el rey conejo vampiro que merece ser.

¿Por qué no ha de gustar la película de "El Santos contra la Tetona Mendoza"? Es tan al azar, desde su principio con la pachequéz de nuestro héroe, hasta los zombies de Sahuayo, a veces me siento una porque me gustan los calcetines en Navidad o los poemas del baño, en lo que sí encuentro rechazo es en las pinches rondallas, neto, me cagan las rondallas y la trova, cuando me hablan de Joaquín Sabina, Silvio Rodriguez o alguien con guitarrita no machacante me pongo como dinopájaro erizo, y lo admito, sus letras son excelentes, y son compositores, pero sencillamente no me gustan, y estoy en mi derecho a decir que no me gustan, así como no me gustó ni Madame Bovary, ni Gran Gatsby (personajes pendejos de tiempos pendejos que fueron tratados como pendejos por otros personajes, ¡humanos mis huevovarios!). Quizá es porque estoy "contaminada" de los noventas, del ruido o del desapego a la sociedad, o en resumen, quizá por mamona (¿quizá?).

Ayer hablé brevemente con mi novio de cómo es que aunque me toquen momentos de convivencia, luego me toca ser la rara entre los raros, o soy muy normal para los círculos donde me muevo, o soy muy rara para otros. Ya he mencionado a otros con su introversión, y yo me admito introvertida por igual, no dejo entrar a muchos a mi vida, aunque tenga a muchos que me conozcan, así como también soy muy olvidadiza, cual Dory de Nemo, me encantan los libros, los adoro, así sean muy densos como Nietzsche o muy ligeros como Bonicula, adoro la ciencia ficción y fantasía, y me encantan los de detectives, adoro las crónicas y los cuentos, las novelas de largo aliento, las sagas, los de pensamientos, de periodismo. Por la universidad he leído mucho sobre otros autores que analizan a otros autores y el pensamiento o la emoción estética se fragmenta.

No puedo ser un cliché que ama a gatos y está encerrada en casa con un montón de libros (ayajá), pero tampoco puedo ser un cliché de alguien que está rodeado de contactos. Internet siempre me pareció un espacio banal de divertimento, pero tal parece que ahora entre diferencia de web profunda y la web normal hay una gran diferencia, el lugar de los huehuehue, memes, lulz y mames ya perdió su espacio entre los que están justo arriba y se mueven en círculos reconocidos. Nunca he satanizado las redes sociales, así viajé y conocí a gente, por leforo.com antes de mi expulsión, antes de que el Bastardo Anónimo siquiera pensara en el poder de convocatoria que tenía su espacio, y en ese lugar muchos fueron sus usuarios que aprovechando el momento, se convirtieron en lurkers y después participantes activos.

¿Por qué menciono esto? Recordar orígenes brevemente, que para eso también podemos checar el historial de este blegh y reírnos (o reírme).

Por lo tanto no tengo mucho que agregar, realmente es hora de ponerse a trabajar en lo que a uno le gusta, aunque no se sepa como hacerle, pero siempre hay un espacio para jugar, entonces juguemos, vamos a quemar y a rockear en este lugar.








No hay comentarios.: