30 septiembre 2014

Post #30 de 30 post diarios de desintoxicación universitaria

De cómo esto deja de ser desintoxicación, de listas, y de como esto se convierte en otra cosa que regresa a ser blog

Sigo igual de enferma que ayer, pero menos. Así que sólo pondré pendientes que saldrán más adelante y más organizados.

De mis pendientes que realmente no me duelen, pero saldrán:

-Me falta defender la tesis.
-Se vienen actividades culturales en las que debo de sacar más libros.
-Buscar un camino al trabajo independiente, y encaminarlo al periodismo, investigación y escritura (así es, quiero ganar de lo que escribo)

Post mejor organizados:

-Corruptour
-Cuestiones de escritores y lectores
-Sueños mafufos
-Fotografías que nunca he publicado (como un album de recortes)

Y bueno, ya no puedo hacer esto cursi, algunos estuvieron al principio, otros no, pero los que supieron de qué trató este ejercicio sabrán que la intención de un mes realmente tardó casi un año, pero aún así aquí estuve, aprovechando la fila de septiembre, los números que coincidían con las entradas. He dicho estupideces y cosas chistosas, otras veces fue un diario tal cual.

No sé si debo hacer una entrada de despedida para cerrar un ciclo, o nada más darle. En fin, la ventaja de este blog es que no tengo un compromiso real con nadie, sólo conmigo misma, y quien esté al pendiente encontrará contrastes, así como puntos de encuentro y convergencia. En el silencio también hay mucha comunicación (no todo lo que escribo es publicado).

Pero hay que darle, sí, me ha gustado este ritmo. Pensé que no llegaría al final, pero la constancia se dio.

No soy extensa pues sigo enferma, tampoco quiero prolongarla mucho pues estoy cansada.

No puedo creer que antes de llegar a la medianoche del 30 esté aquí escribiendo esto, pero es para decir que se ha cerrado este ciclo. Pero seguiré escribiendo pues el ruido en mi cabeza es mucho y hay que calmarlo con estas cositas, o con la vida.

Hoy leí libro y medio, quiere decir que he vivido otro poco, tengo unos seis pendientes, quienes me han preguntado sino me revuelvo con historias, pues por supuesto que sí, pero es como cambiar de DVD o vídeo, sólo detienes y ves otro y otro, en algún momento se juntarán las piezas, igual que este blog.

Hasta el siguiente post que no será en forma de diario, o tal vez sí. Eso ya depende de ustedes, estimados, queridos y casuales lectores.

4 comentarios:

D dijo...

Recuerdo haber leído la primera entrada sobre tu desintoxicación hace un año o dos. ¿Por que volví? Antes de escuchar a Jaguares (La vida no es igual) me pregunté que será de Hamlet (el Hobbit mexicano) y ti. Al parecer Hamlet no volverá a su blog. Y tú te has desintoxicado.
Ánimo.

Rafael Nieto dijo...

Felicidades tardías Laura. Hoy Hoy Hoy me propuse leer desde la última entrada que te comenté (la 15 ó 16) y con toda la incertidumbre e iniciativa peleando por dominarte, veo claramente que lograste tu objetivo. Derribaste tu Muro. Yo también tuve tu edad y tus inquietudes y tambien tuve que ir buscando el modo de derribar mis obstáculos. Sabes qué es lo más chistoso para mi? Que ese momento no me parece tan lejano, ha sido una suceción de enfrentamientos y caídas y volverse a levantar y terquearle a lo que uno quiere para sí mismo... 20 años no es nada realmente, pero son un buen trecho. Tú tienes madera de llegar muy lejos, un día a la vez.

Ciudadana Herzeleid dijo...

Pues por algo empecé, la desintoxicación universitaria terminó, y ahora tengo que seguir con nuevas cosas :3

Ciudadana Herzeleid dijo...

Gracias, tus palabras me reaniman, espero tener un ritmo y no abandonar este blog :)