24 octubre 2014

Regresando a transmisiones normales de este blegho

Hace dos días mi novio me mencionó a la bloggera periodista que desapareció el narco. Y como muchos otros saben, está Valor por Tamaulipas, la página que les informa sobre el clima en cuanto a donde hay balaceras, desaparecidos, vecinos narcos, ponchallantas, recogidos y demás hermosuras del combate al narco. Desde el 2008 que las cosas se ponían así, taxis que bloqueaban las entradas y nadie hacía nada, porque ni dijeron "agua va". Lo mismo con los 43 normalistas de Ayotzinapan, en Guerrero. No me pondré a hacer análisis político ni social, no soy la persona ideal para eso, ya que la realidad siempre me sobrepasa, no tengo ni los instrumentos intelectuales para decirte: calma, ni mucho menos tengo el temple que a muchos parece mover la lógica, esos que me parecen como esos payasos inflables que por mucho que los golpees se levantan, a menos que se desinflen, yo no puedo asistir a consejos universitarios ni a reuniones donde todos parezcan tranquilos, y que me baste decirles al resto: ¿cómo aguantan tanto? ¡Saben qué!¡váyanse al carajo!. Y por eso mejor prefiero quedarme callada y asocial, pero mi silencio no es de indiferencia, sino de contemplación, de barrera, de contención, en su momento me enojé y quise que muchos se enojaran también, en su momento me enteré de desaparecidos, y de otras iniciativas como los Bordados por la paz, el Partido Comunista, los Colectivos que siguen logrando cosas, ecologistas que al final son hijos de papis ricos y pues alimentan el combate desde sus nichos de ricos (hipsters, aquellos que aparentan pobreza), y les aplaudo, prefiero no estorbar en el paso tampoco.

Regresando a lo que partió esto, cuando mi novio me platicaba de la bloggera que denunció al narco (y por el cual yo ejé de denunciar), pues el error está en decir tu nombre, en ser protagonista, en decir: me llamo Fulano de Tal y denuncio desde este momento y te señalo a ti vendedor de dro... ¡riatatatata!, es un grave error eso. Y desde también desde los que viven en las construcciones de los que se encuentran en paz, como aquí lo hace su estúpida, relegada y poco confiable escritora que está mordiéndose los ovarios y un labio para no comenzar a mentar madres, o como aquellos que deben de trabajar a diario y esperar que NO LES PASE NADA. No sé que tando pase en Tamaulipas o en Michoacán por ejemplo, pero del desencanto y del enojo sabemos la unificación, el poder de las redes sociales y de las pocas voces que se llegan a escuchar y a conocer.

En esta parálisis que no me deja pensar ni me deja crecer he decidido hacer esta armadura de sarcasmo y humor, de compartir tonterias en facebook y de hablar del asunto a tal nivel que prefiero burlarme y usar lo negro dentro de mí, finalmente le dije a mi novio que eso se lo saca por pendeja ¿a quien se le ocurre denunciar dando nombre y señalando quien eres? Claro, es fácil buscar, sería chido tener todo abierto, como en otros países donde decir tu nombre no implica el buscarte por tener lo que tienes, sino por ser quien eres ¿cómo chingados se te ocurre denunciar al monstruo cerca de sus fauces si te va a comer? Es mejor ser un erizo de mar, un armadillo o una tortuga que se oculta y espera a que la cosa se calme, o un cocodrilo que se sabe quieto y ataca en el momento en que sea molestado, pero ¿gritar a una estampida de pendejas bestias como lo son las narcobanditas pendejas que consisten de adolescentes requesoñeros y escuchas del Komander? Ps no, mija, era como discutir en un foro ateo o cristiano, no ibas a llegar a nada e ibas a ser baneada de la vida, y no ibas a ser la primera, ni la última. Me quedé pensando ¿y cual fue el pedo?¿sólo por ser vieja? ¿y que onda con todas aquellas narcas y sicarias que han matado también? Y uno puede decirles, denunciarles, pero todo está a un googlazo de distancia, a quien le interese que le busque, y también los periodistas, hubo muchos que abrieron sus blogs, sobretodo en  Nuevo Laredo, twitteros que de igual forma los callaron, a silencio, a baneo, a baleo.

Está bien, quemen gobernaciones, quemen instituciones, reviertan espacios, esperen a que pase lo peor, o no se metan con nadie, pero no digan lo obvio, que esto está de la violada y chingada ¿cual es la novedad? Díganme algo nuevo que se relacione a la calma, no sé, que quizá muchos senadores están bajando sus salarios, o que alguien está haciendo el bien a otro (ajá), o que quizá los que ya huyeron estan viendo las cosas más claras (y perdón por el término huir, no es correcto, sencillamente saben que México no es espacio para pensar o para rehacer, por eso se van a Estados Unidos, Canadá, Francia o espacios de Sudamérica que se han tranquilizado porque ya pasaron sus dicta-rudas).

¿Que puedo saber yo, ex-habitante de Reynosa, tamaulipeca de corazon-nada, chilanga viajera, movidiza de crisis y espacios, hambreada universitaria con pocos momentos de re-conocimiento interno pinche loca? Ni la cédula me da esa madre para saber y conocer, puedo guiar, puedo decir que por cierto rumbo no va la cosa, como el de las armas (en serio, comunistoides, no va por ahí), puedo decir que tampoco va por hacer mal las cosas desde casa, pero ya tan solo respirar y vivir en este país ya es una chinga. Sé que no se avanzará en lo institucional, pero luego quiero contar ¿cuantas cosas he hecho mal? Viví en una zona de peligro donde me expuse a golpes, se me murieron animales al tratar de salvarlos, cachetee a compañeras de clase en la primaria y en la secundaria ¿y luego? Pues cada quien tiene sus sucios secretos, y aunque este blog sea personal, pues no los expondré todos ¿pues qué se creen? pero eso sí, nunca he asesinado a una persona, a nadie, y no tengo un carro propio (no quiero contribuir al enojo en el tráfico), y no he dado moches (trato de recordar, y nel, no he mochado ni con el tránsito, ni con profes, ni con nadie en lo escolar) entonces ¿eso me hace ser mala por vivir?¿o como puedo estar viva ante la aparente indiferencia de muchos y ante la polaridad de otros pendejos? Ahora salen con que todos nos importamos y nadie más importa: seas hombre, mujer, homosexual, lesbiana, vegetariano/vegano, animalero, cervezero, futbolero, protaurino, católico,judío, cristiano, ateo... ya todos importan y nadie, está bien, me gusta la heterogeneidad pero ahora todos están en todo y en nada, y nadie parece llevarse bien con nadie. El pequeño circulito de amistades de escritores lo veo reflejo de esto, cada quien está en su soplapedoproblema, y nadie hace nada.

O quizás, como siempre, es mi percepción equivocada y todos hacen cosas y crean desde otras instancias que no observo por estar paralizada, encerrada en mi cuarto, con un conejo negro y mis ideas de madrugada. Pero bueno, esa es la cosa, ya no sé que más pensar, o quizá no pensar nada

Se suponía que este lo quería hacer sobre ciempies e insectos raros, pero me ganó esto. Nos vemos en el siguiente post.

No hay comentarios.: