07 enero 2015

Crítica a los críticos que critican, y otras menudencias



Estos días en que decidí extender mis vacaciones de desempleo, así como Guadalupe, Navidad y Reyes, este retiro me ayudó porque me permitió ver desde la lejanía lo que muchas veces no sé como analizar, o sentir desde lo que me place. La cuestión es esta: me caga la crítica actual, y pues lamentable es que tenga que encontrarme con que a nadie ningún chile les acomoda. Y bueno, que facebook sea una plataforma de dimes, diretes y chismes chicos, pero como este es mi blog y aquí me siento con libertad de expresarme, y sólo sacaré algunas cosillas que me guardé en el año pasado.

La primera es el grupo de Juan Manuel Zermeño, Antonio Ramos Revillas, ya que cada que los veo preocupados por opinar sobre la literatura mexicana, al que veo ausente en sus análisis (y admito que a lo mejor es falta de perspectiva) es a los lectores, hay mucha crítica entre un autor y otro, se dice a quien leer, pero a la hora de la hora todo queda en pequeños grupos que tienen poca difusión, entonces es cuando yo digo ¿para qué hacer la crítica si no hay lectores que reafirmen lo que critican?¿será una malinterpretación mía el que lea mucha preocupación por la crítica, por la escritura, por el ego, pero nunca por el lector? Esta es una figura ausente, pareciera ser así, y cuando se presenta para preguntar por el escritor este muchas veces resulta ser desdeñado (esto en relación a un evento ocurrido con Juan Carlos Lopez Peña, quien anda en búsqueda de escritores regiomontanos para hacer sus ensayos críticos, lo cual también va en relación a una auténtica preocupación de lector). Nuevamente una perspectiva que luego me molesta porque me pregunto ¿quien critica a los críticos que critican? Obviamente muchos escritores prefieren ponerse a trabajar y a hacer las conexiones con el público a su manera y forma, sin hacer caso de estos seres que se mueven dentro de la crítica, y también aquellos que de igual manera necean pese a las críticas, siguen publicando y moviéndose, aguantando vara entre la grilla de ser autor (consagrado, en vías de serlo, independiente, poeta, pueden nombrarlos), y así seguirán porque saben cómo lidiar con ello. Mientras tanto los veré mientras como palomitas, porque el Facebook es fábrica de risas. 

Sin embargo, dejando de lado que eso siempre existirá aquí y en China, el mes pasado me encontré con una frase bien chida, que dice "nadie ha erigido una estatua a los críticos, así que si tienes una idea o un sueño, consíguelo", muchos pueden venir a aclararme esto, pero es verdad, creo que eso no ha pasado, los críticos son sombras que se equivocan pero existen, porque lo necesitan, como las tilapias, las remoras, las pulgas y los piojos, ahí están pero no son los que hacen. Desconfío de los críticos en general por amargados y porque muchas veces creen que las cosas te deben de gustar a rajatabla, y vaya que me encanta reseñar cosas y también he caído en criticar por necesidad, así que es autocrítica por igual, pero prefiero decir cuando algo me gusta, lo que odio imponer gustos que caen en el cliché. 

En relación a eso, otra crítica va para la figura facebookera que es Satanás, quien se trata de una cuenta hecha por Leonardo Garvas y otras personas que no tengo el placer de conocer, y aunque se trata de una parodia, me atreveré a desglosar una crítica que lanzó, sólo por la comedia y por las ganas de hacerlo, ya que en su perfil no lo permitirá porque goza con bloquear tarados y le encanta trolear gente, así que ahí va.

"La película de Gloria Trevi fue escrita por Sabina Berman y dirigida por un suizo. Esto ya permitía pensar que no iba a ser del tipo de películas que hace Televisa para las analfabetas masas"

 Si creía eso entonces tiene una gran desubicación geográfica, el clásico pouser hipster alzadito que cree que la masa hará caso de lo que él diga, como si supiera que no se hace otra cosa, como si Sabina Berman no supiese hacer otra cosa que no sea ser difusora y analista cultural, también tiene el derecho a ser guionista sin caer en la formula arcaica y repetida del cine de denuncia, puesto que no era un documental.

 "Pero la desilusión fue casi la misma. Según Berman, las televisoras, Azcarraga y Puti Chapoy, no sabían nada de que los productores y similares eran promiscuos y se cogían a todas y a todos los que ponían una planta en esos lugares, como si no todos supiéramos que las drogas, la prostitución y el servilismo sexual fueran y son el pan diario en esos lugares."

¿Será por el punto que expuse anteriormente?¿que se trata de una película de entretenimiento? Por mí, consumidora asistente al cine, no hay pedo, porque prefiero ir a pasármela bien, como mi abuelita lo hacía, al igual que mi mamá, y que si algo le falta al cine mexicano para pegar es no ser aburrido, soso, repetitivo y predecible, porque sino la gente se aleja del cine mexicano ¿es tan malo entretenerse con algo para acercarse a otras realidades? Porque si algo rescato de la película es la perspectiva femenina.

 "En lugar de eso, nos muestra a Sergio Andrade como el único de su tipo, no como si él y los demás ejecutivos de Televisa y similares fueran resultado de una represión social impuesta por el gobierno, pero que al mismo tiempo era alimentada al tener una televisora paraestatal hipócrita y doblemoralina, que mientras a la gente le hablaba y le habla de bonitos valores, por dentro todos son avaros, interesados, prostituidos, mentirosos."

Creo que hay suficiente exposición al respecto, desde las películas de Luis Estrada, hasta Horacio Villalobos, pasando por muchas series del canal 28, así como actores que se han salido por hacer la denuncia. Aquí el que quiso ver eso fue el que critica, si este personaje no vio la represión como si fuese parte del todo, es porque estaba ciego a su época (creo que los que fuimos a ver "Gloria" es porque teníamos nociones de ella)

"Pone a Sergio Andrade como el malo, pero nadie es responsable de lo que hizo, ni gobierno ni industria. Vaya escritora de medias tintas que resultó la seudo periodista."

Nuevamente ¡ficción, carajo, ficción! No documental ¡supéralo!. Además aquí no actuó la parte de la periodista, sino de la que hizo una adaptación de vida a lo que sucedió para hacerlo pasar por algo tranquilo, no era un trabajo de periodismo (aunque recuerda a la estructura de las novelas históricas, que es lo que rescato). 

"Eso, sin contar que toda la dirección de arte está de la verga y no se atreven a poner a los mejicanos en la pobreza, desnutrición e ignorancia de esa época." 

La película no lo necesita sí consideramos que realmente no ha cambiado mucho desde entonces, pone la perspectiva de una película pobre en los noventas, y las reminiscencias a los ascos sabrosos de películas que escribió el Andrade en su época, y que a la lejanía son exquisiteces y antecedentes que se notan en la película.

"Todo muy conveniente para que los patrioteros. los fans y los jefes de la autora no se ofendan; o sea, el compromiso ético y artístico por los putos suelos. Una historia que pudo haber sido la oportunidad de denunciar, resultó en un dramón manipulado y servicial para sus amos."

No me considero ni patriotera ni fan de la Gloria Trevi ¿en serio es necesario caer en el exotismo de caer en la denuncia social? ¿no es algo que ya han hecho como formula gastada? A la gente precisamente le gusta el drama y es lo que se le da, pero los que se atreven a ver el otro lado de la historia también van a notar las conexiones en donde todos son los hijos de puta, desde el Raul Velasco hasta la Paty Chapoy, si nadie quiere ver el prostíbulo que hay es porque en verdad se creen el discurso. Lo que a mí me encantó fue que pusieron a una Gloria Trevi humana, necesitada, superada a sí misma, y no contada desde una perspectiva lineal y predecible ¿para que hacerlo si ya todos sabemos la historia? 

Es este tipo de personajes que hacen daño, los clásicos amargos que nada les parece, aquellos que cuando despiertan parece que ya les picó la amargura, y si hay algo que no necesita el mundo es de ellos, si bien es cierto que la violencia es fácil, rápida y está en todos lados, también es cierto que la construcción y la creatividad es lo que hará los avances, ahora sí que quien se quiera seguir creyendo lo del chip poscolonialista de "pobrecitos, nunca seremos Europa o Estados Unidos, bujuju ¿por que no puedo ser Estados Unidos?" Y yo nomas digo ¿por que mejor no empezar a ser nosotros mismos desde lo creativo? Tamaulipas ha tenido esa respuesta, las cosas que el gobierno no hace, pues hacerlas nosotros. 

Pero bueno, hay tantos que quieren arreglar el mundo que ni se concentran en sus patios (dejo fuera de la lista a aquellos que saben que hacen las cosas). En fin, no podía iniciar el año con el clásico discurso de que todo cambiará con las fechas, pero sí con el sentirme bien de sacar esto de mis roncos dedos. 

En otras cosas que me hicieron bien y me pusieron a sonreír es que ayer a medianoche y porque mi novio quería hacerlo, prendimos dos globos de cantoya, se elevaron por el cielo nocturno, pese a que nos peleamos mucho con el principio, pero se pudo. Lo otro es que terminé de leer "Bajo la misma estrella", seguiré buscando cosas que hagan sentir a mi corazón de pollo más placer y felicidad, es difícil, pero es una elección, y elijo ser feliz, seguir escribiendo cosas como estas y quitar de lado a los alzados que son igual de nocivos. 

Se ven, hasta la siguiente postrada =)