16 junio 2017

Estoy hasta la madre

Estoy hasta la madre de no encontrarme a mi misma, o de hacerlo pero tener que justificar mis extraños momentos en que debo de deshacerlo, donde debo justificar a alguien que se ahoga con tan poco en una poza, y yo debo de almizclarlo con un desagüero de imperfectos

Caminando por el puente me dijeron que lo mío era desprecio por mi familia, cuando anduve en la bicicleta queriendo comunicarme conmigo misma en vez de mi familia

Cuando sientes que no perteneces al mundo porque viejos te dijeron que no haces nada, la pregunta es  ¿qué puedes hacer sí no te dejaron más por construir? Quizá puedas pensar, o tal vez no hacerlo y sólo quedarte encerrado en tu interior tramando una forma de salvarlos a todos de manera simbólica.

Nos han tildado millenials, alguienes que somos indecisos, una matraca de sistemas, quienes nos apegamos a la rockola, la nostalgia y la nada, sin la esperanza del futuro, así los suicidas pueden hacerse tres o seis.

Pero entonces estamos ávidos de doritos, cheetos, cómida orgánica, condones en la nariz como Steve O o la pinche mars que sólo es un producto de tiempos privados, donde nadie le debe importancia a nadie pero redes sociales deben de mascar y discutir estas discordias de quienes se hacen fuera de los totales.

Pero cuando trato de ewscribir como hace tiempo sólo me quedo atrapada en mis recuerdos y viene la autocensura de lo que pienso porque lo que siento y pienso no es un pensamiento de remordimiento sino de recuerdo de viento y de tiempo de lo que entretengo en el desconcierto de lo que recuerdo con los sentimientos consentimientos esperando a estallar

Pero nadie piensa que la universalidad quizá está en que podemos hacer más, quizá algo como lo que es esto...

https://www.facebook.com/ilovethisdance/videos/1514057988633766/

13 mayo 2017

Identificarte con la posmodernidad

Y odiarla es una contradicción. Puedes haber leído todo Nietzsche, Platón, Pitágoras y Confucio (aunque sean contrastantes) y el decir que odias la posmodernidad porque no la entiendes es tan contrastante que inevitablemente te hace posmoderno ¿no te das cuenta que de eso se trata todo? Te quejas de que las voces plurales están teniendo expresiones y de que importan más los sentimientos que la razón, pero defiendes el sistema que creó todo eso al afirmar que ante una piel más blanca hay más orden, o ante un sistema positivista que pudo aplastar a otros es que se puede gobernar. Crees en reyes y monarquías y piensas que las revoluciones sólo se dieron porque sí. Tú que eres el que parece odiar las causas y consecuencias, pero no verificas que así ha sido a lo largo de la humanidad.

Tienes miedo de que todo lo anterior desaparezca, pero no te has puesto a buscar y cuidar el corazón de la historia, la empatía que permite unificar. Cuando no se escucha con señales tranquilas porque no comprendes que exista la inconformidad es que hay la guerra, pues es el último recurso, no se puede defender a quien crea en un sólo color o en un ideal, cuando el ser humano es mucho más. Tú que te sientes con la calma pero no se molesta en ver nada.

Ese que está presente en esta posmodernidad donde todo vale, de un Zizek enojado a un Chomsky calmado.

Pero ahí estás, siendo posmoderno en tu enojo alternativo derechista blanco.

Contigo no voy, no concuerdo, pero no lloraré por ti.

Sólo clamaré por la justicia.

22 febrero 2017

¿En qué momento blogger se hizo tan formal que nadie escribe tonterías?

Recuerdo aquellos momentos del 2006 cuando tener un blog significaba una red social, era sucia, rápida, sin correcciones y sin miedo a arriesgarse a escribir una pendejada, pues para eso tus lectores te corregían, hacías cuestionarios sobre cual era el color de tu alma, quien era tú villano interior y un respaldo para cuentos y letras que se te ocurriesen. Y valía madres lo que escribieras, aunque fuese largo, y siempre existía el lector que te decía que era muy largo lo que escribías, por otro lado estaba bien pues te permitía ser concreto a decir: esta es mi pinche opinión, pero gracias por tus aportes.

Me quejo porque algo que me parecía punk, rudo y sin ninguna censura de pronto se hace algo muy arreglado, como el cocainómano que aparenta ser normal, o el exgordo que no quiere admitir su pasado e insulta a muchos, la imperfección que se domina por el quiero ser feliz, y eso está bien pinches bien ¡de verdad! Es bueno que las cosas evolucionen para bien, algo así como la segunda parte de "Trainspotting" o las adaptaciones de películas que salieron desde Marvel (espero ansiosa la película de Logan, y disfruté mucho Dr. Strange)y dejaron de lado purismos, de igual forma es mejor que salgan aquellas cosas que hacen fusiones buenas, algo como el cholo goth o el burlarse de los darks siendo darks como Elvira Darks, así como también hacer covers guapachosos de los ochentas muy bien adaptados.

Nunca tengo un aniversario o algo especial para este blog personal, simplemente fluyo, pero estoy notando que van a ser diez años de algo errático, sin propósito más que el de entretener o informar de cosas diversas, otras de perorar, pero al final es hacer algo que me permita percibir captar el mundo.

Y que chido que el mundo cambie, también lo que escriba y el como lo percibo.

A veces pienso que en vez de escribir con un orden sólo intelectualizo lo que no me permito decir porque ¿y si me equivoco?¿y si no es correcto?¿y si la cago? Pero pensar en esas madres impide más lo que escribo, y también en la escritora se juega o se puede ir cambiando poco a poco la perspectiva, sin dejar de lado la disciplina que surge de la pasión por hacer lo que se me gusta.

Pueden culpar a facebook que ya casi no vengo a escribir acá, porque allá sintetizo mis pendejadas y tengo un aliento más corto, buscando que rían o que se la pasen bien o reflexionen y se entretengan un rato. Me puse de ociosa a tener un canal en youtube, y pues también por ahí pueden checar cosillas que no tienen un orden pero conectan con todo. Así funciona mi cabeza, es una red de ideas aparentemente inconexas pero a todo me gusta buscarle un partón, si nada conecta pues no pasa nada si no se concluye, algo lo junta.

En fin, esto fue otra forma de recuperar el blog, la inestabilidad en mi vida tiene que ver con inestabilidades geográficas ¿mentales? nel, esas las tengo mas o menos medidas (y conste que no tengo psicólogo, eh ¡¿queobo?!).

Lo que sí tengo en claro es que no quiero seguir esa idea del escritor mamón que sufre y gusta de sufrir porque el sufrimiento es su puta forma de monetarizarse ¡ya no imiten a Jesucristo ni a los de Isis con sus putos cielos, pinches culeros gastados!

¿Y qué decía de recuperar el blog y de ser formal y de limpiar y la madre?

Bueno, es personal, cuando quieran ver cosas literarias o preguntar o algo, pues aquí estámos. Sigamos así, total, es cosa de mantener un ritmo.

Nos vemos en el siguiente posteo.