21 marzo 2009

La crónica de un baby shower (rosa es rosa)

Estoy en Reynosa, la cita era hoy a las cinco de la tarde. Seré tía por linea cercana, mi hermano no tan mayor será papá el próximo mes. Esto nos da la obligación a estar al pendiente con la próxima hija, sobrina y nieta, se llamará Ana Camila.

Estamos en vivo, transmitiendo a todo calor, es algo tranquilo, lleno de estrógenos y rosas, reunión de mujeres, reunión de pácifismo. La ausencia de machos alfas se agradece. Los arreglos los hizo mi madre. El pastel es del City Club


Y este caballerito se llama Alieth, ha sido el primer bebé invitado, es el único hombre entre tantas mujeres, que incluyen a mi cuñada, la festejada, mi mamá, mis tías, mi prima, mi abuela, amigas maestras, amigas del trabajo, conocidas, desconocidas y expectantes....



Seguimos transmitiendo y actualizando

Esta es la segunda bebé, es nena. El ambiente primaveral está presente... este ha sido el post más rosado que he hecho en la época en que lleva todo el blog



En otra actualización, trascendieron los postres y los bombones. La mayoría de mis tías me dicen "¿que haces en esa cosa? la vida es acá, eres una adicta" Ojalá les pudiera decir "¿que no saben que por esa "vida" estoy aquí?" Simple vida, simple rosa, odio el rosa, pero respeto a mi familia, incluso en mi corazoncito puedo llegar a quererlos... uno de los gajes de la femeneidad.



Eso es algun preparado de guayaba, esta chido

3 comentarios:

Λgeиda Ladяidø dijo...

jajaja una inyeccion de rosa concentrado a la vista..

al salir del baby shower no notaste como si a tu vista le hubieran movido la paleta de colores? jajaja

Ciudadana Herzeleid dijo...

Todavía no he salido del baby shower

Ciudadana Herzeleid dijo...

Ya saí del baby shower :)